Google
Domingo 01 de octubre de 2006
Nuevo código
Una ley a la medida de los niños

Redacción de El Pais - Bogotá

De acuerdo a lo aprobado en la Ley de la Infancia y la Adolescencia, los jóvenes entre 14 y 18 años de edad pagarán penas de entre dos y ocho años de cárcel, dependiendo del delito.
Foto I El País
Temas relacionados con la educación gratuita y la responsabilidad penal serían demandados por inconstitucionalidad por parte del Polo Democrático y el Partido Liberal.

Después de quince años y más de diez iniciativas fallidas, por fin el Congreso aprobó la Ley de la Infancia y la Adolescencia, que reemplaza al Código del Menor.

La nueva normatividad, según el senador ponente Héctor Elí Rojas, busca armonizar la legislación interna con la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño, ratificada por Colombia en 1991.

Uno de los aspectos más importantes es que, desde ahora, “la ley reconoce a los niños, niñas y adolescentes como titulares de derechos, y no como objetos de protección del Estado”, explicó Beatriz Linares, del colectivo Alianza para la Niñez Colombiana.

Aunque los ponentes de la iniciativa se mostraron satisfechos por los avances, desde ya se anuncian demandas por parte del Polo Democrático y el Partido Liberal. Sobre todo contra la gratuidad de la educación sólo hasta el grado noveno y la responsabilidad penal que bajó de 18 a 14 años. Según el senador Gustavo Petro, “el Estado no puede eludir su responsabilidad con represión sino con apropiaciones presupuestales”.

La norma tendrá que ser conciliada entre Cámara y Senado, y luego pasará a sanción presidencial para que empiece a regir en seis meses. Los beneficios penales son de aplicación inmediata.

Responsabilidad Penal

Baja de los 18 a los 14 años. Los menores infractores entre 14 y 16 años serán juzgados penal y civilmente, y procesados por jueces especializados y recluidos en centros especiales.

Si están vinculados a delitos de homicidio doloso, secuestro o extorsión, serán privados de la libertad si la pena está entre seis y ocho años.

Si el infractor tiene más de 16 años, se endurecerá la pena por casos como tráfico de estupefacientes, hurto calificado, porte de armas, tortura y desplazamiento forzado.

En estos casos, el juez o fiscal enviará el cuestionario al Defensor de Familia Especializado para que interrogue al menor infractor.

Los niños infractores que no estén en estos dos grupos de edad vinculados a delitos menores como ‘raponazos’, purgarán penas en régimen semicerrado, con libertad vigilada o prestación de servicios comunitarios y amonestaciones.

Aunque los reclusorios especiales para menores no existen, el Gobierno se comprometió a apropiar $80.000 millones para construirlos, con recursos que destinen también alcaldes y gobernadores. El sistema estará listo totalmente en tres años.

Casas de adopción

Aunque se trató de eliminarlas, la nueva ley las mantuvo para tener en la adopción una medida legal de protección a la niñez desamparada, y para que Bienestar Familiar no sea el único responsable del tema.

Las casas de adopción, sin embargo, tendrán nuevos y estrictos controles de parte del Icbf y organismos de vigilancia.

Quedaron prohibidas las donaciones de personas naturales o jurídicas extranjeras cuando se hace a cambio de la entrega de un niño, pero no ocurre igual con las que se hagan de manera espontánea.

Podrán adoptar personas casadas y solteras con mínimo 25 años de edad y por lo menos con quince años más que el adoptado, que cumplan algunos requisitos como idoneidad física, moral y social del adoptante.

En el punto de madres gestantes alojadas en casa de adopción, se determinó que éstas estarán bajo la inspección y vigilancia del Icbf, con la prohibición de que en esos sitios se les otorguen premios o beneficios para inducirlas a entregar el menor en adopción.

Educación y salud

La norma no incluyó —a petición del Gobierno— que los gastos escolares de transporte y alimentación para menores de estratos 1, 2 y 3 del Sisbén corran por cuenta del Estado.

Sin embargo, habrá gratuidad hasta noveno grado.

El Artículo 27 del Código del Menor contemplaba una gratuidad en materia de recursos económicos, útiles escolares y transporte, pero estos temas quedaron consignados en la Ley 715, por lo que con lo aprobado este martes se suprimió ese aspecto del código anterior y quedó regulado por dicha ley.

En pocas palabras
“Es una ley integral que se adecúa a la convención internacional de los derechos de los niños y las niñas, que Colombia firmó en el 1991”. Gina Parody, senadora de la República.
No obstante, fue aprobada la atención médica y hospitalaria obligatoria para los menores de estos estratos en todos los hospitales y clínicas públicas del país. La ley contempla que todos los niños y niñas tendrán derecho a la salud, que es un estado de bienestar físico, mental, y psicológico, no sólo de ausencia de enfermedades o afecciones.

Beneficios Penales

Una vez la ley sea sancionada, no procederán más los subrogados penales por abuso sexual de menores de edad; se eliminaron beneficios como detención domiciliaria o rebaja de penas.

Sólo se mantienen los subrogados penales como los beneficios de rebaja de penas por trabajo y estudio, pues son derechos constitucionales.

En los casos de maltrato infantil, se duplicará la pena actual, que va entre uno y tres años de cárcel, y no serán excarcelables.

En el campo laboral, la ley aumentó la edad del menor trabajador de 12 a 15 años, previo el lleno de requisitos: que la labor a desempeñar no atente contra su integridad física o moral; que no afecte sus estudios, el desarrollo de su personalidad, y previa autorización de los padres y del Ministerio de Protección Social.

Los gobiernos están obligados a desarrollar medidas para erradicar el trabajo infantil.

¿Está de acuerdo con la imputabilidad de los menores?

- Hernán Medina, empleado:

“Estoy de acuerdo con la Ley de la Infancia porque ahora los jóvenes son más peligrosos que los adultos y merecen un castigo ejemplar”.

- Nathaly Gutiérrez, estudiante:

“No estoy de acuerdo porque el castigo debe depender del delito que cometa un adulto, y no debe ser igual con un menor. Para eso están los padres”.

- Rodrigo Sanín, comerciante:

“Estoy de acuerdo porque hay muchas pandillas juveniles que se aprovechan de que no se les puede castigar, para trabajar con grupos mafiosos”.

- Johana L. Montoya,estudiante:

“No estoy de acuerdo con esa ley porque creo que si los menores cometen alguna falta no deberían meterlos dentro de una cárcel”.




NUESTROS USUARIOS OPINAN
Opinar  
Entrar Chat
Los mensajes listados a continuación corresponden a los lectores.
Elpais.com.co no se hace responsable por el contenido de los mismos.
OTRAS NOTAS DE SECCION
Emergencia
Plan de choque para sacar carga del Puerto

Nuevo código
Una ley a la medida de los niños

Votación
Listo el Consejo Nacional Electoral

Manejo Fiscal
Deuda de territorios desendió en el 2005
IMPRIMIR
RECOMIENDE ESTE ARTICULO
RECIBA ESTA SECCION
POR EMAIL
COMENTE SOBRE ESTE ARTICULO
VER OPINIONES DE ESTA SECCION


  Copyright © 2005 www.elpais.com.co
Escríbanos: diario@elpais.com.co | Suscripción Impreso | Aviso legal
Diario El Pais S.A. Cra. 2 No. 24-46 Tel. (572) 8987000 Cali Colombia