Google
Domingo 14 de septiembre de 2008
Cali
Desenredando la red de testaferros de "Chupeta"

Por Unidad Investigativa de El País

Muerte. Entre enero de 2004 y marzo de 2005 Ramírez Abadía registró en su computador 150 ‘charladas’, palabra clave que usaba para referirse a los asesinatos.
Foto: AP / El País
Un año después de capturarlo, la justicia continúa desarmando el rompecabezas de su organización.

En diciembre del 2006 un hombre llegó a las instalaciones de la Dijín en Bogotá. Aseguró tener información sobre la organización de Juan Carlos Ramírez Abadía, ‘Chupeta’. El propio director de la institución, en ese entonces el general Óscar Naranjo, lo recibió.

El informante era José Orlando Alzate Alzate, un ex militar que estuvo en la cárcel con el capo. Allí se ganó su confianza y se convirtió en uno de sus hombres más cercanos.

La información que entregó Alzate llevó a las autoridades a encontrar un mes después US$81 millones y 309 lingotes de oro, escondidos en caletas en seis viviendas de Cali.

Pero el millonario decomiso sólo fue la parte inicial de una operación que develó las finanzas del capo. Pocas veces en la historia del crimen organizado las autoridades han logrado conocer, con tanto detalle, el funcionamiento de una red mafiosa. La información entregada por el antiguo empleado de ‘Chupeta’ permitió descubrir los hilos que unían su clandestina red de testaferros.

Alzate no sólo dio su testimonio, también entregó un computador portátil en el que Ramírez Abadía anotaba con excesivo rigor lo que sucedía con su imperio económico y su maquinaria criminal. Tenía registradas desde operaciones complejas, como la construcción de un submarino, hasta el cambio de aceite del carro de una de sus mujeres.

Bajo tierra

El primer dato que entregó el informante fue la ubicación de una casa en la Calle 5B con Carrera 53, en el barrio Nueva Tequendama, donde vivían los esposos Jorge Iván Osorio Monsalve y Alejandra Másmela Brand. En el lugar hallaron una caleta con US$13,5 millones.

Osorio Monsalve, alias Tasmania, ha sido pieza clave en la investigación. En esa casa, que funcionaba como caja menor, se pagaban los sicarios, la seguridad, la parte administrativa y logística del capo. Además, allí se empacó al vacío el dinero que fue enviado a las otras seis caletas.

Precisamente, en la oficina de Osorio, ubicada en un apartaestudio del barrio La Flora, hallaron varios discos compactos con la contabilidad de Ramírez. En esos documentos encontraron la ubicación de las casas, donde estaban las otras caletas.

El millonario decomiso fue el comienzo del derrumbamiento de las finanzas del capo, capturado en Brasil en agosto del 2007 junto a su esposa.

Con la entrega a la DEA de Sergio Ramírez (ver recuadro), primo y hombre de confianza de ‘Chupeta’, el pasado 5 de septiembre en Panamá, concluye una de las etapas más productivas de las investigaciones financieras que se iniciaron hace dos años contra este clan.

La red de testaferros

Según las autoridades la sofisticada red de testaferros de Ramírez Abadía, que funcionaba en México, Argentina, Brasil y Colombia, entre otros países, tenía como cabezas visibles en Cali a Laureano Rentería, envenenado en febrero del 2007 mientras permanecía retenido en La Picota, a los hermanos Barrera Ríos y a su padre, Álvaro Barrera Marín, así como a Carlos Adolfo Parra Smith (Ver nota).

Para llegar a estas personas fue fundamental la información entregada por Alzate. El País conoció las declaraciones dadas por el informante, en las que entregó la relación de personas y bienes. A la fecha con esos datos la Dijín y la Fiscalía le han arrebatado al capo 864 bienes, avaluados en US$4.500 millones. La mayoría de las propiedades están localizadas en Cali.

“Quiero informarle a la Fiscalía sobre el conocimiento que tengo de bienes en cabeza de la organización de ‘Chupeta’, de testaferros y en cabeza de algunas sociedades utilizadas para comprar bienes (...) También está la Empresa ABM, Laureano la llamaba el grupo Barras porque esta conformada por la familia Barrera Ríos, ésta se divide en Negocios Inmobiliarios y en Barrera Ríos Negocios (...) es importante aclarar que también se encuentran colegios que son manejados administrativamente por el Grupo Barras, pero supervisados por el hermano medio de ‘Chupeta’, John Jairo Ramírez Lenis”.

Aunque Ramírez Abadía confesó haber ganado US$1.800 millones por sus actividades en el narcotráfico, las autoridades calculan que sus ingresos pueden superar los US$10.000 millones.

Datos clave
  • Gracias a la Lista Clinton el Gobierno de Estados Unidos ha bloqueado 1.521 bienes de empresas e individuos, en el continente americano, relacionados con el capo.
  • El capo, de acuerdo con los análisis financieros de la Dijín, invirtió gran parte de las ganancias del tráfico de estupefacientes en la creación de empresas y sociedades. A través de los miembros de las juntas directivas y socios de esas empresas adquiría inmuebles, entre los que se encuentran fincas, apartamentos, lotes, garajes y vehículos en Bolívar, Valle, Antioquia y Cundinamarca.

    Entre las 864 propiedades que fueron ocupadas entre agosto del año pasado y julio de éste, y que se encuentran en proceso de extinción de dominio, están reconocidos negocios como el parque Yakú y lujosos apartamentos, así como una isla en Barú .

    El golpe a la red financiera de Ramírez ha tenido una reacción en cadena, pues a estas alturas, la traición de antiguos colaboradores se ha convertido en ‘cuestión de negocios’.

    Tal es el caso de Jhon Marroquín, un narcotraficante que durante más de diez años sirvió de enlace entre el cartel de Tijuana y el del Norte del Valle, y se ganó la confianza de ‘Chupeta’, según reveló el general Álvaro Caro, director de la Policía antidrogas colombiana.

    Marroquín, de 32 años, fue capturado en cercanías a Cali el año pasado y, según las autoridades, gracias a su efectiva colaboración en los próximos días vendrán más ocupaciones y capturas.

    ¿Quién es alias Pechuga?

    Sergio Alberto Ramírez Rivera es un nombre que no dice mucho a la gente pero hasta hace pocos meses, en el bajo mundo caleño, ponía a temblar a más de uno. ‘Pechuga’, como se le conoce en la mafia al primo de Juan Carlos Ramírez, vivió a la sombra de este gran capo, por eso muy pocos saben la importancia que tuvo dentro de esa organización delictiva, una vez que ‘Chupeta’ salió del país.

    “Será pieza clave para la investigación de los negocios aún desconocidos de Ramírez”, dijeron el viernes pasado los investigadores que lo recibieron en Panamá. “Manejaba las finanzas de su primo y controlaba sus negocios en Colombia”.

    ‘Pechuga’ es médico de profesión, de ahí que entre sus amigos y en el ambiente discotequero caleño fuera reconocido con el mote de ‘El doctor’. Casado y separado, en la actualidad convivía con Paula More.

    “Era muy parecido a ‘Chupeta’”, relató una fuente judicial que lo siguió en Miami, donde estuvo radicado hasta que una corte federal de los Estados Unidos expidió una orden de captura internacional en su contra.

    Cuentas en rojo

  • Dentro de los miles de archivos que encontró la Policía Judicial en el computador y las memorias USB de ‘Chupeta’ hay algunos que resultan macabros. En los ítem denominados ‘detalles’ los hombres del capo le hacen una relación de pagos en pesos y dólares por concepto de ‘pago charlada’. código usado para ocultar los asesinatos.

  • Víctor Patiño Fómeque, archienemigo de ‘Chupeta’, sufrió como represalia ante su delación el asesinato de 35 miembros de su familia y la muerte de abogados, testaferros, colaboradores y ex sicarios de su banda.

    Cifras

  • 8.500 millones de pesos mensuales pagaba ‘Chupeta’ en sobornos, dádivas y corrupción por todo el país.

  • 750 mil dólares pagó el capo el 7 de agosto del 2004 por la construcción de un ‘submarino’ para transportar droga.

  • 500 millones de dólares almacenó Ramírez en caletas entre enero del 2001 y diciembre del 2006.

  • 300 millones de pesos le pagó ‘Chupeta’ a un funcionario de la Registraduría por conseguir una identidad falsa.

  • 200 mil millones de pesos es el valor total de sus propiedades en Colombia.

  • 120 toneladas de coca logró exportar esta organización en el 2004, su año de mayor actividad.

  • 120 sicarios hacían parte del ejército de asesinos encontrados en la nómina de Ramírez.

  • 92 mil millones de pesos es el valor de las propiedades del capo en el Valle del Cauca.

  • 66 millones de pesos le costó a Ramírez el último ‘regalo’ a un miembro de la Fuerza Pública.

  • 10 toneladas de coca cada mes fue el promedio alcanzado por la red de ‘Chupeta’ en sus envíos al exterior.

  • 10 millones de pesos mensuales le pagaba a un operario de una empresa de telefonía celular que interceptaba ilegalmente teléfonos para su organización.

  • 3,5 millones de Euros se gastó ‘Chupeta’ en regalos entre julio del 2004 y agosto del 2005.

  • 2,8 millones de dólares en ‘regalos’ de navidad entregó el capo a funcionarios del Estado colombiano entre el 12 y el 24 de diciembre del 2004.



    NUESTROS USUARIOS OPINAN
    Opinar  
    Entrar Chat
    Los mensajes listados a continuación corresponden a los lectores.
    Elpais.com.co no se hace responsable por el contenido de los mismos.
  • OTRAS NOTAS DE SECCION
    IMPRIMIR
    RECOMIENDE ESTE ARTICULO
    RECIBA ESTA SECCION
    POR EMAIL
    COMENTE SOBRE ESTE ARTICULO
    VER OPINIONES DE ESTA SECCION


      Copyright © 2005 www.elpais.com.co
    Escríbanos: diario@elpais.com.co | Suscripción Impreso | Aviso legal
    Diario El Pais S.A. Cra. 2 No. 24-46 Tel. (572) 8987000 Cali Colombia