Google
Domingo 08 de octubre de 2006
Justicia
Un computador precipita el Proceso 8.000 de los paras

Redacción El Pais - Bogotá

‘Jorge 40’ se entregó a una comisión especial el mes pasado, atendiendo la orden de reclusión dada por el presidente Álvaro Uribe. Pocos días después se desató el escándalo por su computador.
Archivo I El País
Según un estudio de la Corporación Nuevo Arco Iris, en las elecciones del 2002 y del 2003 fue evidente la influencia del paramilitarismo en por lo menos 180 municipios de once departamentos. Para el senador Gustavo Petro, el número de congresistas relacionadas con los ‘paras’ podría ser mayor al 30%.

El famoso computador que incautaron las autoridades al jefe paramilitar ‘Jorge 40’ tiene temblando a la clase política de la Costa Atlántica. Pero esta vez es en serio.

Por primera vez la justicia tiene pruebas contundentes para develar los nexos entre la dirigencia costeña y las autodefensas, y no simplemente pruebas testimoniales.

Al punto de que en círculos periodísticos y judiciales comenzó a hablarse del ‘Proceso 8.000 de los paras’, pues la Unidad de Derechos Humanos y Lavado de Activos de la Fiscalía General de la Nación inició las investigaciones respectivas.

El ente investigador envió a la Corte Suprema de Justicia las pruebas que involucrarían a los senadores Zulema Jattin, Dieb Maloof y David Char, quienes gozan de fuero constitucional.

La Corte, a su turno, anunció la acumulación de procesos en un solo expediente para “asumir el estudio unificado y global, dada su evidente conexidad”.

Con esta decisión se dará continuidad al proceso preliminar que abrió la Corte desde junio del año pasado contra el senador Jorge García Romero por supuestos nexos con los grupos de autodefensa de Sucre, y que comprometen a Jairo Merlano y Muriel Benito-Revollo, otros dos dirigentes políticos del mismo departamento.

Inclusive, el propio Procurador General de la Nación advirtió que su despacho “analiza la posibilidad” de iniciar el estudio de pérdida de investidura de los políticos sindicados.

Mientras tanto, la justicia ordinaria se encargará de hacer lo propio con los particulares mencionados en el computador del jefe paramilitar desmovilizado.

Un primer efecto de esta decisión fue la captura, la semana pasada, de cuatro diputados de la Asamblea de Sucre (Ángel Villarreal, Nelson Stanp, Walberto Estrada y Johnny Guillermo Villa), algunos del grupo político del senador García Romero, y otros muy cercanos al ex gobernador Salvador Arana Sus, investigado por su presunta responsabilidad en el crimen del alcalde de El Roble Eudaldo Díaz.

Pero, además, la preocupación de los políticos costeños es evidente, pues según ha trascendido, en el computador de ‘Jorge 40’ también se mencionan nombres como los del ex alcalde de Soledad (Atlántico) Alfredo Arraut, el ex gobernador de Bolívar Luis Daniel Vargas y la controvertida empresaria del chance Enilse López (‘La Gata’), detenida desde hace seis meses en una cárcel de Bogotá.

A ello se agrega que el pasado miércoles ocurrió un hecho inusual. Hombres armados, al parecer vinculados con paramilitares de la zona, ordenaron recoger todos los ejemplares del periódico El Meridiano de Sucre, pues en esa edición se hacía un gran despliegue acerca del contenido del computador de ‘Jorge 40’, incautado el 11 de marzo pasado a Édgar Fierro Flórez, alias ‘Don Antonio’, mano derecha del cabecilla paramilitar.

EL MAPA POLÍTICO. Algunos de los dirigentes políticos mencionados, como es obvio, se defienden de las sindicaciones. La senadora Jattin, por ejemplo, recuerda que en el 2000 fue secuestrada por las autodefensas y los ‘paras’ le impidieron hacer campaña dos años después.

“Desde 1998 he tenido la mayor votación en Córdoba, donde ese señor —‘Jorge 40’— nunca ha tenido influencia política. No tengo ningún vínculo con las autodefensas en ninguna región”, explica la senadora del Partido de la U.

El senador Maloof, a su turno, no quiso pronunciarse sobre el tema a la espera de las investigaciones de la Corte Suprema, pero en un extenso boletín de prensa advirtió que se comunicó con la Fiscalía y el DAS, y que dichas entidades le hicieron saber que su nombre no aparecía dentro de las informaciones halladas en el computador del lugarteniente de ‘Jorge 40’”.

El dato clave
En el computador incautado a la mano derecha de ‘Jorge 40’ se dice que los dirigentes investigados eran tratados “con familiaridad” por los grupos paramilitares.
En cualquier caso, el politólogo León Valencia Agudelo —director de la Corporación Nuevo Arco Iris, que ha realizado varios análisis sobre los resultados electorales— tiene su propia lectura. Dice que las votaciones del 2002 y del 2003 “cambiaron el mapa político en varias zonas del país”.

Un estudio coordinado por él señala que la influencia paramilitar fue evidente en por lo menos 180 municipios de 11 departamentos del país, especialmente en zonas de la Costa como Magdalena, Córdoba, Cesar y Sucre, así como en Antioquia.

“En algunos departamentos hubo políticos que consiguieron hasta el 96% de los votos. En otros hubo candidatos únicos y no faltaron aquellos en que algunos aspirantes no pudieron hacer campaña”, afirma.

Para el senador del Polo Democrático Gustavo Petro, que ha señalado con nombre propio las relaciones ‘paras’-congresistas, el mapa político actual “no ha cambiado”, sino que sencillamente ante los señalamientos públicos “los políticos, en lugar de alejarse de las autodefensas, han cambiado de aliados: unos se alejaron de Salvatore Mancuso y se fueron para donde ‘Jorge 40’”.

Y destaca que a raíz de las denuncias se han formado dos grandes grupos de narcotraficantes con vínculos muy cercanos a la clase política: “Cada uno controla un conjunto de congresistas con la intención de hacer leyes de la República”.

Tanto Valencia como Petro coinciden en que si los jefes paramilitares presumían de haber ayudado en el 2002 a elegir el 30% del Congreso, las cosas no han cambiado.

“Eso ha tenido continuidad. Tres de los siete partidos uribistas —Cambio Radical, Colombia Viva y Convergencia Ciudadana— son representados por personas de las que se dice tendrían nexos con paramilitares. Los otros cuatro partidos uribistas grandes —la U, Partido Conservador, Alas Equipo Colombia y Colombia Democrática— también tienen personas cuestionadas”, señala Valencia.

Petro, entre tanto, considera que ese porcentaje puede ser aún mayor. “Los congresistas relacionados con ‘paras’ se dividen en tres: los que lo hacen por susto porque están en sus regiones y les son muy funcionales; los que reciben plata y simplemente son parte de su organización; y los que ordenan asesinatos y que deberían estar en la cárcel porque hay pruebas”.

Por ahora se esperan los resultados de las investigaciones. La Fiscalía ya comenzó las pesquisas y en los próximos días llamará a rendir declaración a varios de los mencionados en el computador de ‘Jorge 40’, mientras que la Corte Suprema anunció que “en un mes” se conocerán los primeros resultados.

Los otros implicados

Los congresistas que son investigados actualmente no son los únicos a los que se ha acusado de nexos con los paramilitares.

Además de los tres senadores mencionados en el computador incautado a ‘Jorge 40’, la lista de dirigentes políticos y particulares señalados es extensa, pues el jefe paramilitar ha tenido presencia en la Costa Atlántica desde hace más de una década.

El gobernador del Cesar, Hernando Molina, y el alcalde de Valledupar, Ciro Pupo Castro, admiten conocer a ‘Jorge 40’, pero niegan tener vínculos con él y menos figurar en su ‘nómina’.

En los debates promovidos por el hoy senador Gustavo Petro han salido a relucir nombres como los del ex senador liberal Vicente Blel, ‘vetado’ por el Partido Liberal; el senador Habib Merheg; y los senadores Juan Manuel López y Miguel de La Espriella.

Del Magdalena se ha mencionado al representante Jorge Luis Caballero y al ex senador Salomón Saade. Y aunque por ahora no se ha relacionado con ‘Jorge 40’, el hijo de ‘La Gata’, Jorge Luis Alfonso, también tendría posibles nexos con grupos paramilitares. De hecho, su nombre no fue admitido en la lista del Partido Conservador a la Cámara por Bolívar, y se inscribió y salió elegido a nombre del partido Apertura Liberal.

En pocas palabras

- “Había informes de inteligencia del Ejército (de los vínculos de políticos con ‘paras’) desde el 2001. ¿Por qué pasó tanto tiempo sin resultados”. Gustavo Petro, senador del Polo Democrático.

- “Los dirigentes políticos se aíslan ahora de los ‘paras’ porque éstos están en negociación con el Gobierno y en incertidumbre frente a la ley”. León Valencia, politólogo.




NUESTROS USUARIOS OPINAN
Opinar  
Entrar Chat
Los mensajes listados a continuación corresponden a los lectores.
Elpais.com.co no se hace responsable por el contenido de los mismos.
OTRAS NOTAS DE SECCION
Concejo Comunal | 1:02 p.m.
"La coca no tiene fronteras, el terrorismo tampoco": Uribe

Periodismo | 11:05 a.m.
Inauguran "Memorial de Reporteros"

Fenómeno del niño | 11:51 a.m.
Alerta por altas mareas en el Pacífico

Prensa | 12:11 a.m.
Fidel Castro podría tener un cáncer terminal
IMPRIMIR
RECOMIENDE ESTE ARTICULO
RECIBA ESTA SECCION
POR EMAIL
COMENTE SOBRE ESTE ARTICULO
VER OPINIONES DE ESTA SECCION


  Copyright © 2005 www.elpais.com.co
Escríbanos: diario@elpais.com.co | Suscripción Impreso | Aviso legal
Diario El Pais S.A. Cra. 2 No. 24-46 Tel. (572) 8987000 Cali Colombia