Google
Viernes 21 de noviembre de 2003
Invierno
Aguacero inundó barrios de Yumbo

Aunque el río Yumbo aumentó de caudal no se salió ayer de su cauce. Las autoridades recomendaron a las comunidades vecinas estar alertas frente a posibles crecientes o empalizadas.
Ernesto Guzmán / El Pais
Precipitación ha sido la más fuerte en los últimos cuatro años. El alcantarillado colapsó por la lluvia. Un rayo averió una torre del Bonilla Aragón, ubicada en El Tambo, Cauca.

El recrudecimiento del invierno en la región causó ayer nuevos estragos.

Un intenso aguacero azotó en horas de la mañana a Yumbo, provocando inundaciones en el casco urbano de la localidad.

De acuerdo con Lauro Drada, director del Comité de Emergencias de la población, la tormenta se inició a las 4:00 a.m. y duró tres horas.

"Esta fue la lluvia más fuerte de los últimos cuatro años. La inundación se debió a deficiencias en el alcantarillado", explicó el funcionario.

Según el reporte del organismo de socorro, durante la emergencia fue necesario evacuar de sus casas a tres familias.

Dos de ellas pertenecen al barrio Bello Horizonte y la otra es del barrio Bellavista.

"Afortunadamente las consecuencias de este evento no fueron más complicadas. Sin embargo, sigue existiendo peligro de deslizamiento en zonas como Puerto Isaacs y el barrio Pizarro", indicó Drada.

A su turno, el alcalde de la Capital Industrial, Carlos Urresta, manifestó que "amanecimos con el agua al cuello pero gracias a Dios no se presentaron víctimas".

Por su parte, Iván Lenis, secretario de Obras del Municipio, señaló que el colapso del alcantarillado se produjo "porque el aguacero de hoy (ayer) no fue normal".

De acuerdo con el reporte de la CVC, las cuencas de los ríos Timba y Riofrío presentan altos índices de humedad y están propensas a derrumbes y deslizamientos.
"Con esa intensidad de las lluvias esto hubiera podido suceder en cualquier ciudad. Aquí no existen problemas con el alcantarillado y el mantenimiento se hace regularmente", dijo el funcionario.

Entre tanto, James Gómez, director de la Oficina de Atención y Prevención de Desastres del Valle, precisó que continúa la alerta amarilla debido al invierno.

"Los traumatismos han sido sólo de tráfico. No obstante, siguen los monitoreos de los ríos cada tres horas", expresó.

Los vuelos nacionales con destino a Bogotá, Medellín y Pasto fueron los afectados por el cierre.
Elena Arismendy / El Pais
Cierre en el aeropuerto. Una tempestad que averió una de las torres de comunicaciones también afectó al aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón, el cual interrumpió sus operaciones durante seis horas.

El terminal aéreo suspendió los vuelos desde las 4:30 a.m y los reanudó a las 10:30 a.m.

El director regional de la Aerocivil, Jorge Cárdenas, explicó que los daños se produjeron por una descarga eléctrica en la torre localizada en el cerro Santa Ana, en el municipio de El Tambo, Cauca.

"La torre de control perdió contacto con todas las aeronaves que estaban haciendo aproximación, lo que nos obligó a hacer un cierre temporal", relató el vocero.

La medida afectó a 20 vuelos, la mayoría de los cuales cubrían las rutas Cali-Bogotá, Cali-Medellín y Cali-Pasto.

Esta antena, a la que se le repararon dos tarjetas, era la encargada de las comunicaciones aeronáuticas luego que los equipos de la Aerocivil resultaran destruidos en el ataque de las Farc al páramo de Las Domínguez.

Debido a la cancelación de los vuelos, muchos de los pasajeros aguardaron en el terminal a la espera de que se solucionara la emergencia.

"Quienes teníamos viaje nacional preferimos irnos para la casa, pero los pasajeros internacionales sí decidieron esperar hasta que todo se arregló", relató un usuario.

Lluvias no cesarán en el resto del país

Colprensa / Bogotá. Los colombianos deberán alistar en las próximas dos semanas los paraguas, los impermeables y los teléfonos de atención de emergencias para enfrentar las lluvias que caerán en diferentes zonas del país y que afectarán principalmente la zona central.

Según el Instituto de Estudios Ambientales, Ideam, departamentos como los Santanderes, Antioquia, Atlántico, Tolima, Huila, Chocó, Cauca, Valle del Cauca y el Piedemonte Llanero tendrán días nublados y con precipitaciones.

Hasta el momento, en los municipios ribereños del bajo Cauca se conserva la alerta naranja.

Aunque el resto de las localidades de Antioquia se mantienen en alerta amarilla, el pasado martes, en el municipio de Cañasgordas se presentó un deslizamiento que provocó la muerte a un joven y heridas a las personas que habitaban la casa que destruyó parcialmente.

"El miércoles, las emergencias más graves se presentaron en Bogotá, Norte de Santander, Huila y Cundinamarca, donde es muy probable que haya más precipitaciones con tormentas eléctricas, aunque se espera que el fin de semana puedan disminuir", señaló Daniel Useche, meteorólogo del Ideam.

Asimismo, el experto señaló que habrá un cambio progresivo después de la primera semana de diciembre, cuando arrancará la temporada seca.

"Es muy probable que en estos días se presenten ráfagas de viento en el centro y occidente del país", puntualizó Useche.

De otra parte, se indicó que los ríos Magdalena y algunos afluentes siguen aumentando de caudal, por lo que las comunidades ribereñas deben estar atentas a las señales de alerta.

Las autoridades recomiendan a los pobladores mantener contacto con los grupos de socorro.


 

  Copyright © 2005 www.elpais.com.co
Escríbanos: diario@elpais.com.co | Suscripción Impreso | Aviso legal
Diario El Pais S.A. Cra. 2 No. 24-46 Tel. (572) 8987000 Cali Colombia