Google
Martes 04 de noviembre de 2003
Combates en Cundinamarca
Abatido cabecilla de las Farc, hermano de Romaña

Alias 'Ismael Ayala' o 'Manguera' había dirigido el ataque contra la base de Gutiérrez, en donde murieron 44 militares. Se le atribuyen las tomas a Mitú, Guayabetal y La Uribe. Su jefe de seguridad igualmente fue abatido. El Ejército ha dado de baja a 19 guerrilleros en la zona.

Bogotá. Un duro revés sufrieron ayer las Farc al ser abatido Luis Alexis Castellanos Garzón, alias 'Manguera', hermano de alias 'Romaña' y comandante de la columna móvil Manuela Beltrán.

Castellanos, quien fue dado de baja por tropas de la Fuerza de Despliegue Rápido adscrita a la Quinta División del Ejército, en el municipio de Ubalá, Cundinamarca, había dirigido el ataque contra una base militar ubicada en jurisdicción del municipio de Gutiérrez, en 1999, en el que murieron 44 soldados.

De acuerdo con voceros del Ejército, alias 'Manguera', también conocido con el alias de 'Ismael Ayala', igualmente coordinaba los secuestros en cuatro municipios de la región y los retenes ilegales que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Farc, montaban en la carretera entre Bogotá y Tunja.

Con Castellanos, que según los registros tenía 27 años y era hermano de Henry Castellanos, alias 'Romaña', a su vez hombre de confianza de alias 'Mono Jojoy', cayó abatido un guerrillero que supuestamente era el encargado de su seguridad.

A 'Manguera' también se le atribuye la participación, además del asesinato de los 44 militares en Gutiérrez, en las tomas a Mitú, Guayabetal y La Uribe, donde varios policías fueron ultimados.

En aquella oportunidad, a propósito de la masacre perpetrada por las Farc en la madrugada del 8 de julio en Gutiérrez, el Ejército interceptó una comunicación en la que alias 'Romaña' aseguró a su comandante, el 'Mono Jojoy', que sus hombres lograron despejar completamente la base y la revisaron, después que "recuperaron" 60 equipos, 25 fusiles, un mortero y una ametralladora M-60, tras lo cual el segundo comandante de las Farc felicitó a 'Romaña' y le indicó continuar con el denominado 'Plan Miller Perdomo'.

Las investigaciones posteriores han confirmado que alias 'Manguera' participó activamente en el ataque.

De la misma manera, afronta cargos por los delitos de rebelión, secuestro y homicidio con fines terroristas.

Este nuevo golpe a las Farc es el resultado de una serie de derrotas infligidas a esa organización subversiva, especialmente en el centro del país, las cuales, según el parte del Ejército, hacen parte de las acciones encaminadas a desarticular las columnas que tenían como misión el cerco a Bogotá.

La operación militar, denominada Libertad Uno, provocó en el grupo guerrillero la pérdida de dos de sus jefes más importantes en cuatro días de enfrentamientos, y las bajas continúan.

El cerco en Cundinamarca

En la sierra Los Piscos, cerca a Topaipí, continúan los combates entre el Ejército y las Farc, encaminados a desarticular las columnas que tenían como misión el cerco a Bogotá.

Los combates se han extendido a los municipios de Ubalá y La Palma, donde también se presentaron otras cuatro bajas. El saldo hizo subir a 18 el número de miembros de las Farc abatidos desde el pasado jueves en la mañana, cuando unidades del Batallón 50 de Contraguerrilla encontraron los cuerpos sin vida de 'Marco Aurelio Buendía', uno de los hombres de confianza del secretariado de las Farc y miembro del estado mayor del bloque oriental de esa agrupación subversiva, y de 'Javier Gutiérrez', jefe del frente Esteban Ramírez.

Este hombre coordinaba el comando occidente de las Farc. Bajo su mando se movilizaban 600 hombres pertenecientes a cinco frentes: Esteban Ramírez, Policarpa Salavarrieta, Reynaldo Cuéllar, 22 y 42. Además, recibía órdenes directas de Jorge Briceño, alias 'Mono Jojoy', aseguraron los voceros de la V División.

La masacre de Gutiérrez

Una operación de cerca de 500 hombres de las Farc pretendió realizar una toma a cuatro municipios del oriente cundinamarqués.

La avanzada de los subversivos de los frentes 42, 51, 53 y la móvil 'Abelardo Romero' partió desde la antigua zona de despeje y al parecer tenía como objetivo la toma de la vía al Llano y los municipios de Fosca, Une, Chipaque y Gutiérrez.

Aproximadamente a las 4:00 a.m., los 35 soldados del Batallón de Artillería Número 13 acantonados en la zona rural de Gutiérrez escucharon fuertes detonaciones en un lugar cercano.

Una patrulla que estaba cerca al lugar fue atacada por los subversivos mientras realizaba un patrullaje. Los soldados no pudieron defenderse, por lo que después los guerrilleros continuaron el ataque contra el campamento.

El combate se mantuvo hasta las 4:00 p.m. A las 6:00 p.m. llegaron hasta el lugar los voluntarios de la Cruz Roja que lograron llevar hasta el casco urbano a los heridos y los cuerpos.

El Ejército, en esa oportunidad confirmó que "se evitó una gran catástrofe" al impedir que cuatro columnas subversivas atacaran simultáneamente las cuatro poblaciones de Cundinamarca.

Antecedentes

- A juicio del Ejército, la efectividad de sus tropas logró precisar la ubicación de los campamentos de tres comandantes de frente en menos de un mes.

- 'Pablo Morillo', jefe del Policarpa Salavarrieta; alias 'Rumba', a cargo del frente Reynaldo Cuéllar, también cayeron en combate.


Resumen de Agencias
 

  Copyright © 2005 www.elpais.com.co
Escríbanos: diario@elpais.com.co | Suscripción Impreso | Aviso legal
Diario El Pais S.A. Cra. 2 No. 24-46 Tel. (572) 8987000 Cali Colombia