Google
Miércoles 26 de julio de 2006
Corrupción
Paran un escandaloso contrato en la Cámara

Redacción de El Pais - Bogotá

El presidente de la Cámara de Representantes, Alfredo Cuello, insitió en que mientras no haya un pronunciamiento de los organismos de control mantendrá suspendida la compra de los computadores.
Fiscalía, Procuraduría, Contraloría y el Zar Anticorrupción, pidieron revisar la licitación con la que se adquirían los aparatos para la Cámara. Vicepresidente Francisco Santos califica la negociación como un “regalo envenenado”. Polémica e indignación.

Habla Contralor General
Directora admin Cámara

El “regalo envenenado” –como definió el vicepresidente Francisco Santos la licitación de la Cámara de Representantes que pretendía dotar de computadores portátiles a cada uno de sus legisladores–, finalmente quedó suspendido.

La medida la adoptó ayer el recién elegido presidente de esa corporación, Alfredo Cuello, ante las críticas y suspicacias que suscitó la controvertida contratación que buscaba adquirir 195 computadores portátiles, impresoras, software y un servidor para el centro de cómputo.

El contrato tenía un valor de $1.940 millones más $60 millones adicionales por interventoría. Es decir que cada computador saldría costando alrededor de $10 millones, un valor muy superior al comercial que tienen aparatos similares de última tecnología.

Cuello Baute solicitó ayer “con carácter de urgencia” el pronunciamiento de los organismos de control e investigación para determinar la legalidad del contrato y tuvo respuesta inmediata.

“El CTI está haciendo las averiguaciones e inspecciones a la documentación de esa negociación. Esperemos la revisión de la forma como se presentaron los hechos y el estado actual (de la licitación), porque no sabemos si efectivamente el contrato se llevó a cabo”, dijo el vicefiscal general, Armando Otálora.

A su turno, el zar anticorrupción, Rodrigo Lara Restrepo, afirmó que “el tema de los computadores es una desfachatez. Son extremadamente caros”.

Lara designó varios funcionarios de su despacho para colaborar con la Procuraduría, la Contraloría y la Fiscalía en la revisión del proceso.

La suspensión de la compra se tomó tras dos semanas de intensas polémicas éticas, jurídicas y políticas que comenzaron cuando se conoció que una empresa dedicada al transporte –creada hace apenas dos meses– figuraba como socia de Comercializadora Ferlag Ltda., ganadora del contrato.

Julio Gallardo Archbold, ex presidente de la Cámara, adjudicó la licitación argumentando que “había que gastar el presupuesto. Son decisiones contempladas en el plan de compras de la Cámara”.

Además, señaló que todo el proceso “fue avalado por las instancias correspondientes y tras una auditoría de la Universidad del Rosario”.

No obstante, tras la recomendación de los organismos de control, que desde el domingo pasado comenzaron la revisión del proceso licitatorio, Cuello explicó que “no se está incumpliendo el contrato” suscrito por su antecesor, pues “ni siquiera se ha hecho la minuta”.

El número
$700 millones vale otro contrato que próximamente debe adjudicar la Cámara para la adquisición de elementos de aseo.
“Cualquier cosa que esté bajo el amparo de la ley, entre ellas la cotización de los computadores, nos dará pie para no firmar el negocio y declarar nulo el acto por el cual se adjudicó la compra de estos equipos”, agregó.

OTRO CONTRATO. El escándalo por la compra de los computadores portátiles terminó con la renuncia, el pasado lunes, de la directora administrativa de la Cámara, Susan Davis, y otros cinco funcionarios encargados de la contratación.

Pero ese no ha sido el único escándalo que han afrontado los salientes directivos de la Cámara de Representantes.

El mismo jueves de la semana pasada, antes de entregar el cargo y de suscribir el contrato de los computadores, Gallardo Archbold declaró desierta otra licitación por $3.000 millones para dotar la corporación con cámaras de seguridad, por recomendación de la Procuraduría.

Esta vez la polémica había surgido por los criterios encontrados entre Sussan Davis, directora administrativa de la Cámara, y Selma Samur, su similar en el Congreso.

Las dos funcionarias abrieron licitaciones para adquirir circuitos cerrados de televisión para la seguridad del Congreso, pero técnicamente eran incompatibles.

Frente a este proyecto, el presidente de la Cámara, Alfredo Cuello Baute, reiteró ayer que “en mi administración no se abrirá una licitación para esas cámaras de seguridad”.

El dato clave

Aunque la licitación para adquirir los 195 computadores portátiles en la Cámara ya fue adjudicada, el contrato no ha sido formalizado legalmente, por lo que podría evitarse que la negociación pueda llevarse a cabo.




NUESTROS USUARIOS OPINAN
Opinar  
Entrar Chat
Los mensajes listados a continuación corresponden a los lectores.
Elpais.com.co no se hace responsable por el contenido de los mismos.
OTRAS NOTAS DE SECCION
Cumpleaños de Cali
Orquesta Filarmónica le regaló serenata a la ciudad

Medio oriente| 7:50 a.m.
Líderes se comprometen a trabajar por un alto el fuego

Corrupción
Paran un escandaloso contrato en la Cámara

Informe
Las armas que ponen a cojear al mundo
IMPRIMIR
RECOMIENDE ESTE ARTICULO
RECIBA ESTA SECCION
POR EMAIL
COMENTE SOBRE ESTE ARTICULO
VER OPINIONES DE ESTA SECCION


  Copyright © 2005 www.elpais.com.co
Escríbanos: diario@elpais.com.co | Suscripción Impreso | Aviso legal
Diario El Pais S.A. Cra. 2 No. 24-46 Tel. (572) 8987000 Cali Colombia