Google
Domingo 18 de enero de 2009
Mundo
Las aves, una amenaza para la aviación



Accidente. Este fue el avión de US Airways que aterrizó en el río Hudson, tras una emergencia en las turbinas, a causa de la presencia de gansos. Se salvaron 155 personas.
AP / El País
El año pasado, según la Aeronáutica, en Colombia hubo 18 incidentes por esta causa. Barranquilla la más amenazada.

Increíble, pero así es. Un pájaro o gallinazo de tan sólo 3 libras de peso, es capaz de derribar un enorme avión, que según cálculos imprecisos marca 700.000 libras de peso.

Los expertos lo reconocen y lo dicen sin pena, pero sí con mucho miedo y respeto: las aves son un peligro latente y una amenaza constante para la seguridad aérea en cualquier aeropuerto del mundo.

Por eso el accidente sucedido el pasado jueves en Nueva York, cuando un avión cayó al río Hudson, luego de que una manada de gansos se incrustara en sus turbinas, no sorprendió a los expertos aeronáuticos.

Precisamente, el aeropuerto La Guardia de Nueva York, desde donde el avión accidentado despegó, ha puesto en marcha cientos de métodos a lo largo de los años para dispersar a los pájaros que merodean en el área.

Y tienen sus razones. En Estados Unidos, según datos de la Administración Federal de Aviación, FAA, en las últimas tres décadas, las aves han sido causantes de 668 incidentes aéreos.

Pero no todos los accidentes tuvieron la misma gravedad. En 131 casos, el avión no sufrió ningún daño, en 494 las reparaciones fueron menores y nueve ni siquiera fueron registrados.

Sólo en 34 ocasiones, los aparatos sufrieron daños sustanciales. Entre los más de 600 accidentes registrados hubo 54 heridos y un muerto.

No obstante, los sobrecostos que generan estas emergencias para la aviación en ese país sí son altos: US $480 millones anuales.

En Colombia la situación es menos grave, pero por eso no deja ser preocupante.

Según el teniente coronel Donald Tascón, subdirector de la Aeronáutica Civil de Colombia, durante el año pasado, y en todos los aeropuertos del país, se registraron 18 reportes de impactos de aves con aviones. Por fortuna, no generaron accidentes de consideración.

Sin embargo, Tascón cree que los incidentes son muchos más, lo que pasa es que no son graves y muchos pilotos no los reportan.

El Subdirector de la Aeronáutica Civil de Colombia dijo que el aeropuerto del país que más está amenazado por aves, específicamente, gallinazos o chulos, es el de Barranquilla.

“Allí es un tema directamente ligado al manejo de los residuos en las áreas aledañas al aeropuerto. Fueron 20 años de problemas, pues estas basuras atraen a los gallinazos o chulos, que se alimentan de ellas. Ahora los estamos controlando”, dijo Tascón.

Son muchos los métodos que allí se han utilizado para espantar a estas aves carroñeras: desde espantapájaros, armas de fabricación francesa, simulación de ‘ojos del terror’ y fuegos artificiales.

Otros aeropuertos con este mismo problema son los de Leticia, Arauca y Bucaramanga. Tascón agrega que los de la Costa, por su ubicación, también tienen una amenaza natural .

En Cali

El gerente de Aerocali, Ricardo Alberto Lenis, explicó que en el aeropuerto de Palmira, que sirve al departamento, el peligro aviario es mínimo, ya que las aves migratorias son pocas y en ese sentido no se han presentado inconvenientes graves con los aviones.

Pero sí advierte que hay una amenaza con los gallinazos, si éstos se acercan a las aerovías o al espacio aéreo en busca de comida o hurgando basuras.

“Son aves que alcanzan una altura considerable, tienen gran tamaño y pueden hacer mucho daño”, dice Lenis.

El año pasado, la emergencia más grave por un ave en el espacio aéreo se presentó en Barranquilla. Un gallinazo impactó una turbina y puso en riesgo la seguridad del vuelo.
Precisamente por ello al Gerente de Aerocali le preocupa la construcción de una estación de transferencia de basuras en Palmaseca, muy cerca del aeródromo. Además, considera que viola claramente la Resolución 3152 del 13 de agosto del 2004, expedida por la Aeronáutica, que indica que todo proyecto que genere atracción de aves no puede ubicarse a menos de 13 kilómetros de un aeropuerto, con el fin de evitar tragedias aéreas por impactos de aves.

Esta estación quedaría aproximadamente a 4 kilómetros del aeropuerto de Palmira, según admiten los voceros de Interaseo, la empresa encargada de construir la estación de transferencia.

El Subdirector de la Aeronáutica Civil de Colombia coincidió en que es imprudente que se edifiquen cerca al aeropuerto de Palmaseca infraestructuras que generen el movimiento y actividad de estas aves. Con esta posición coincide Antonio Silva, del Comité de Aviario de la Aeronáutica Civil en Cali, que analiza estos aspectos de la actividad aérea. “Es totalmente inconveniente y peligroso hacer la estación de transferencia cerca al aeropuerto”.

El congresista Roy Barreras también reiteró que es inoportuna una estación de transferencias de basuras en inmediaciones del aeropuerto. “Sabemos

que existen condiciones técnicas en las estaciones de transferencia para minimizar el riesgo, pero si hoy no existe tal riesgo para nuestro aeropuerto para qué vamos a crear el problema”, acotó Barreras.

En la actualidad, en el Bonilla Aragón, según Silva, permanentemente se hacen podas y mantenimiento de la zonas aledañas a las pistas y hay un equipo vigilante para alertar a los pilotos sobre la presencia de aves.

Dato clave

En la Fuerza Aérea es donde más se producen accidentes con aves, por el tamaño de los aviones, que se han precipitado al suelo.

El número

22 veces ha sido cerrado el aeropuerto de Barranquilla, en tres años, por la amenaza de los gallinazos a la seguridad aérea.

Para tener en cuenta

Las maniobras más complicadas para un piloto son las de despegue y aterrizaje, por la cercanía a la tierra. Y son en éstas cuando se atraviesan las aves, así que el piloto tendrá pocas probabilidades y menor tiempo para maniobrar.

Según el Subdirector de la Aeronáutica Civil de Colombia las especies que más amenazan la seguridad en los vuelos son: los gallinazos o chulos, que son los más peligrosos pus son aves de carácter estacionario y son atraídos por las basuras o cadáveres.

También las aves cabecinegra y cabeciroja, que entre octubre y febrero arrancan sus trayectos migratorios. Son muy peligrosos por su peso, ya que puede superar las tres libras.

En el Valle, la amenaza es de las garzas blancas, por los cultivos de caña.




NUESTROS USUARIOS OPINAN
Opinar  
Entrar Chat
Los mensajes listados a continuación corresponden a los lectores.
Elpais.com.co no se hace responsable por el contenido de los mismos.
OTRAS NOTAS DE SECCION
IMPRIMIR
RECOMIENDE ESTE ARTICULO
RECIBA ESTA SECCION
POR EMAIL
COMENTE SOBRE ESTE ARTICULO
VER OPINIONES DE ESTA SECCION


  Copyright © 2005 www.elpais.com.co
Escríbanos: diario@elpais.com.co | Suscripción Impreso | Aviso legal
Diario El Pais S.A. Cra. 2 No. 24-46 Tel. (572) 8987000 Cali Colombia