Google
Miércoles 23 de diciembre de 2009
Colombia

“Gobernador de Caquetá fue miserablemente degollado”



Redacción de El País

Conmoción.Cientos de personas llegaron hasta la residencia del gobernador Luis Francisco Cuéllar, asesinado ayer por la columna Teófilo Forero de las Farc.
Foto / Colprensa
El Presidente ofreció mil millones de pesos de recompensa por los autores del crimen.

Como un acto miserable fue calificado por el presidente Álvaro Uribe el secuestro y posterior asesinato del gobernador del Caquetá, Luis Francisco Cuéllar, perpetrado por la columna Teófilo Forero de las Farc.

“El Gobernador fue miserablemente degollado. Los terroristas incendiaron el vehículo y luego mataron al Gobernador. Los altos mandos militares me dijeron que ante la persecución, los guerrilleros decidieron degollarlo para no hacer disparos y de esta manera no ser descubiertos por las tropas que ya casi los tenían ubicados”, dijo Uribe Vélez anoche, durante una alocución para todo el país.

Uribe insistió en los operativos militares para liberar al resto de secuestrados, entre ellos a Pablo Emilio Moncayo. Dijo, además, que las autoridades seguirán buscando a los responsables de este hecho. La recompensa de mil millones de pesos que había ofrecido por la liberación del Gobernador, la mantuvo por información que permita la captura de los asesinos.

El cuerpo del gobernante, quien ayer cumplía 69 años, fue encontrado por el Ejército en un punto conocido como Sebastropol, en San Antonio de Atenas, zona rural de Florencia.

El gobernador tenía señales de haber sido degollado, según informó el Ejército. El asesinato se produjo mientras las autoridades adelantaban una intensa persecución contra los guerrilleros, ante la orden del presidente Uribe de rescatar militarmente a los plagiados.

Ayer en la noche, el cadáver del político fue trasladado en helicóptero hasta la XII Brigada del Ejército con sede el Florencia.

Hacia las 9:30 p.m. sus familiares esperaban en esta unidad militar la entrega de su cuerpo, que posiblemente sería trasladado a Bogotá. Cuéllar había sido sacado de su casa por la fuerza por un grupo de hombres que lanzaron varios explosivos antes de cometer el plagio, el pasado lunes en la noche en el barrio Juan Pablo II de Florencia.

Siete personas, entre ellas Inés Cote de Turbay, y el congresista Diego Turbay Cote, fueron masacrados por las Farc, el 29 de diciembre del 2000 en el Caquetá.
El gobernador ya había sido secuestrado en cuatro oportunidades anteriores y había sido amenazado recientemente, por lo que había solicitado mayor protección, dijo el secretario de gobierno del Caquetá, Edilberto Ramón Endo.

Además, las Farc le habían asesinado a uno de sus hijos.

Según Carlos Restrepo, conductor de Cuéllar, y quien trabajó con el político durante los últimos tres años, esta fue una acción perpetrada de manera rápida y planeada. “El día que lo secuestraron ya estaba acostado. Cuando escuchamos la explosión tratamos de actuar, pero se trataba de un grupo de hombres bien armados”, expresó Restrepo.

En el hecho, los insurgentes hicieron arrodillar y acribillaron en estado de indefensión al agente de la Policía Javier García Gutiérrez, el único uniformado que a esa hora prestaba seguridad a la residencia del mandatario seccional.

Secuestrado cinco veces

Luis Francisco Cuéllar Carvajal nació el 22 de diciembre de 1940 en Timaná, Huila. En 1954 se radicó en el municipio de Morelia, Caquetá, donde se dedicó a actividades agropecuarias y ganaderas. El político, quien estaba enfermo de una pierna y de la columna vertebral, padeció cinco veces el flagelo del secuestro.

Precisamente desempeñándose como ganadero fue plagiado por primera vez, en mayo de 1987. Ese día Cuéllar y su esposa Imelda Galindo vieron como los guerrilleros se dirigían a una finca de su propiedad en el municipio de Morelia. Fueron liberados después de pagar una alta suma de dinero.

El segundo plagio ocurrió ocho años después (octubre de 1995) cuando de nuevo fue secuestrado por el grupo guerrillero y liberado días después de que su familia pagara otra vez. Tras este hecho Cuéllar Carvajal fue elegido alcalde del municipio de Morelia para el periodo de 1995 – 1997.

Una vez terminó su mandato fue secuestrado, nuevamente, junio de 1997; dos meses después estaba en libertad.

El cuarto secuestro se dio en marzo de 1999. Otra vez las Farc protagonizaron este hecho. Cuéllar recuperó su libertad cuatro meses más tarde. Después de esta situación fue elegido diputado a la Asamblea Departamental para el periodo 2001-2003. En 2007 fue elegido Gobernador de Caquetá (2008-2012) por el partido Alianza Social Indígena con más de 36 mil votos.

El gobernador había expresado en numerosas ocasiones su rechazo al secuestro. “Uno no puede imaginar qué es el secuestro hasta que lo ha vivido. Es algo que no le deseo, ni al peor de los enemigos”, expresó en una ocasión.




NUESTROS USUARIOS OPINAN
Opinar  
Entrar Chat
Los mensajes listados a continuación corresponden a los lectores.
Elpais.com.co no se hace responsable por el contenido de los mismos.
OTRAS NOTAS DE SECCION
IMPRIMIR
RECOMIENDE ESTE ARTICULO
RECIBA ESTA SECCION
POR EMAIL
COMENTE SOBRE ESTE ARTICULO
VER OPINIONES DE ESTA SECCION


  Copyright © 2005 www.elpais.com.co
Escríbanos: diario@elpais.com.co | Suscripción Impreso | Aviso legal
Diario El Pais S.A. Cra. 2 No. 24-46 Tel. (572) 8987000 Cali Colombia