Google
Domingo 21 de diciembre de 2003
Gran Final
La tercera es la vencida

Que es o no un técnico ganador, es la disyuntiva del público con el nombre de Luis Augusto García. Y para no entrar en ese juego, simplemente hay que decir que el título logrado ayer con el Tolima es el número cinco en clubes y el cuarto en el país.

“Chiqui” García, como lo dijo él mismo, llegó al elenco “pijao” solamente por tres meses a cumplir la solicitud de su “amigo”, en referencia a Gabriel Camargo.

“No abandoné el barco porque no era justo dejar el equipo tirado. Camargo me dijo que le ayudara, que quería que el onceno saliera y no era posible perder la ficha. La situación no era la mejor y acepté”, precisó García.

Todo el año trabajó para ser protagonista. En el primer semestre no le fue bien, incluso, la afición no lo quería porque el rendimiento del conjunto tolimense no fue el mejor.

Sin embargo, llegaron refuerzos importantes que llevaron a los ibaguereños a conseguir la histórica hazaña, la primera estrella.

SU HISTORIA

Luis Augusto García Barragán nació el 15 de julio de 1950 en Bogotá y desde niño le gustó la actividad deportiva, inclinándose por el fútbol.

Hizo parte de las divisiones inferiores de Santa Fe, donde estuvo por espacio de cinco años, haciendo parte del elenco profesional que salió campeón en 1971, actuación que le sirvió para integrar el combinado nacional en el Preolímpico de ese mismo año.

Una vez finalizó su ciclo en el conjunto “cardenal” comenzó a figurar en la planilla de su archirrival, Millonarios, club al que le prestó sus servicios la mayor parte del tiempo.
García se convierte en el primer técnico del Tolima que lo saca campeón, pero no es la primera vez que defendía los colores vinotinto y oro, pues hizo parte de este conjunto en 1975 donde acabó su carrera como jugador.

De allí en adelante comenzó a estudiar la posibilidad de
convertirse en director técnico, se hizo cargo de las divisiones inferiores de Millonarios y viajó a Europa a fraguar su futuro.

Una vez regresó, Quindío le abrió las puertas y se puso al frente del equipo mayor, pero volvió a las huestes azules donde salió campeón en el Torneo de Reservas en 1980, con una base de jugadores que más tarde le servirían.

Su consagración al frente de un elenco profesional la logró en 1987 y 1988 cuando sacó campeón a Millonarios, en dos temporadas que le dieron las estrellas 12 y 13 al conjunto “embajador”.

Es señalado como un hombre comprometido con ayudas arbitrales y directivas, pero él se defiende diciendo. “Soy gente de fútbol y debo estar presto a todo lo que se diga, pero no le pongo cuidado a esos comentarios porque soy un trabajador de mi profesión”.

Se ha caracterizado por darle una mano a las divisiones inferiores de los equipos a los cuales llega, y lo más importante, se la juega por los jóvenes.

Saboreó el título con el plantel profesional del América y en el ámbito internacional celebró con la afición, directivas y jugadores del Saprissa de Costa Rica.

Tuvo un paso efímero por Perú donde estuvo al frente del Sporting Cristal, allí donde aprendió que el balompié tiene varias lecturas.

En tres ocasiones ha dirigido selecciones Colombia. La primera en la Copa América de Chile donde logró el cuarto puesto con uno de los mejores oncenos nacionales.

En el último período, fue el técnico colombiano en el comienzo de la eliminatoria mundialista a Corea y Japón 2002, pero fue retirado del cargo cuando el onceno tricolor conservaba el lugar que le daba la opción de jugar el repechaje.

La primera vez que lo hizo fue en 1977 cuando fue el orientador del combinado nacional de fútbol de salón, algo de lo que casi nadie tiene referencia.

Luego de su paso como jugador, Luis García regresó a Ibagué en busca de una buena campaña, ya en condición de director técnico. Camargo lo trajo en 1999, pero su equipo del alma, Millonarios, lo requirió para que volviera al banco a dirigir el club, sin embargo, los resultados no lo acompañaron, salió por la puerta de atrás y enfrentado con la misma afición que alguna vez lo quiso.

Salió del seleccionado nacional de mayores en la eliminatoria al mundial Corea y Japón 2002 y estaba retirado, aunque no completamente, del fútbol. Recibió un ofrecimiento de Gabriel Camargo para que por tercera vez manejara al Tolima, al que sacó campeón ayer.

Luis Augusto García ha tenido a su cargo ocho equipos, tres
selecciones Colombia, una de ellas de fútbol de salón, y ahora celebra Tolima el primer campeonato en 49 años de historia del elenco “pijao”.

DATOS

NOMBRES: Luis Augusto.

APELLIDOS: García Barragán.

TRAYECTORIA COMO JUGADOR: Santa Fe (1968-1973), Selección Colombia Preolímpica (1971), Millonarios (1974) y Tolima (1975).

TRAYECTORIA COMO TÉCNICO EN COLOMBIA: Inferiores de Millonarios (1977-1983), Deportes Quindío (1985-1986), Millonarios (1987-1988), Quindío (1991), Envigado (1992), Medellín (1993-1995), Junior (1996), América (1996-1997), Tolima (1999), Millonarios (1999-2000), Tolima (2003)

TRAYECTORIA COMO TÉCNICO EN EL EXTERIOR: Saprissa de Costa Rica (1995-1996), Sporting Cristal de Perú (1998).

TRAYECTORIA COMO TÉCNICO EN SELECCIONES COLOMBIA: Selección Colombia de Fútbol de Salón (1977), Selección Colombia Copa América (1991), Selección Colombia eliminatoria al mundial Corea y Japón (2003).

TÍTULOS COMO JUGADOR: Campeón con Santa Fe (1971).

TÍTULOS COMO TÉCNICO: Millonarios reservas (1980), Millonarios profesional (1987 y 1988), Saprissa de Costa Rica (1995-1996), América de Cali (1996-1997). Tolima (segundo semestre de 2003)


Colprensa
 

  Copyright © 2005 www.elpais.com.co
Escríbanos: diario@elpais.com.co | Suscripción Impreso | Aviso legal
Diario El Pais S.A. Cra. 2 No. 24-46 Tel. (572) 8987000 Cali Colombia