Google
Domingo 13 de diciembre de 2009
Colombia

El rey de las concesiones





William Vélez Sierra es el propietario del Grupo Ethuss.
Cortesía Revista Semana
¿Quién es el empresario paisa William Vélez Sierra? Perfil de un hombre que genera controversia en Cali y el país.

¿Pretende alguien en las altas esferas del Gobierno Nacional beneficiar al empresario antioqueño William Vélez Sierra para que se quede con la parte más rentable del negocio de recolección de basuras en Cali?

Ese es el interrogante que flota desde hace una semana en círculos políticos y empresariales, luego que el propio alcalde Jorge Iván Ospina pidiera suspender una licitación que busca entregar a una empresa privada el manejo de las basuras de la zona norte de la ciudad.

Quienes se atreven a aventurar una respuesta sostienen que, por cuenta de un cambio que la Superintendencia de Servicios Públicos hizo a última hora en los términos de la licitación, la empresa Interaseo S.A., de propiedad de Vélez Sierra, estaría a punto de quedarse con ese jugoso contrato.

De no ser por las polémicas que giran en torno al nombre de William Vélez, y por las particularidades de su historia en el mundo de los negocios, ese hecho no despertaría suspicacias. Porque este antioqueño de pura cepa, que posee uno de los nuevos emporios empresariales de Colombia, es hoy uno de los personajes más controvertidos del país.

¿Quién es?

Aunque muchos lo ignoran, los vallecaucanos son clientes de William Vélez desde hace varios años, por cuenta de importantes negocios que tiene con el Estado.

Megaproyectos, la firma que opera el alumbrado público en Cali, e Interaseo S.A, la compañía que opera el relleno sanitario de Yotoco, son sus dos piezas claves en la región. Pero, en realidad, son sólo dos fichas más en un enorme ajedrez de empresas que abarca intereses tan diversos como el sector eléctrico, los servicios públicos, la infraestructura y la construcción.

Todas integran una organización denominada Grupo Ethuss, que este ingeniero eléctrico de la Universidad Bolivariana de Medellín empezó a visualizar cuando todavía estudiaba, en la década de los 60.

Luego de graduarse de la universidad, William Vélez trabajó cuatro meses en la Empresa Antioqueña de Energía, pero ese corto período como empleado le sirvió para darse cuenta que lo suyo no era ser un subalterno más. Quería ser jefe y para ello empezó, como él mismo lo asegura, con un almacén de materiales eléctricos en Medellín en 1968.

Pero fueron los negocios con el Estado los que le permitieron dar el salto a las grandes ligas. Eléctricas de Medellín, su pequeño almacén, se transformó en una compañía dedicada a la operación de alumbrado público y la instalación de líneas y torres de transmisión de energía a gran escala.

Hoy, sus empresas de operación de alumbrado público están presentes en dos municipios de Antioquia y uno de Norte de Santander, y en ciudades como Santa Marta, Villavicencio, Popayán y Cali.

Eléctricas de Medellín ha construido líneas y subestaciones que representan más del 70% de los sistemas de transmisión eléctrica en Colombia. Y también ha instalado más de 2.000 kilómetros de fibra óptica. Dentro de sus clientes se destacan ISA, Corelca, Isagén, EPM y Epsa, entre otros.

El Grupo Ethuss, a través de la firma Termotécnica Coindustrial S.A., realizó las obras civiles, el montaje electromecánico y puesta en marcha de la planta Termovalle que tiene capacidad para producir 200 megavatios de energía.
Otro de los frentes de negocios de Vélez Sierra es el sector petroquímico, en el que trabaja a través de Termotécnica Coindustrial para clientes tan importantes como Ecopetrol, Petrobrás, BP Global, OXY y Promigás.

En 1993 ingresó al negocio de manejo de basuras, en virtud de una ley que abrió la puerta para que inversionistas privados operaran los servicios públicos. Hoy, Interaseo S.A. es un pulpo con presencia en ocho municipios de Antioquia, cinco de Atlántico —incluido Barranquilla—, Valledupar, Sincelejo, Santa Marta, Maicao y Riohacha, Bogotá, Ibagué, Pereira y Yotoco. Además, traspasó las fronteras y opera con rellenos sanitarios en San Miguel (Panamá) y Quito (Ecuador).

Y ahora busca quedarse con el manejo de basuras de seis comunas del Norte de Cali que conforman el área más rentable de ese negocio en la ciudad.

A lo anterior se suman sus intereses en el sector de la infraestructura, donde participa en concesiones viales y aeroportuarias. Con la firma Odinsa, de la cual tiene el 13%, se ganó importantes concesiones viales presentadas por el gobierno Uribe, como la malla vial de Cúcuta y el corredor vial Bogotá-Girardot-Cajamarca. Y, además, participa como socio en la construcción del nuevo aeropuerto Eldorado, de Bogotá.

¿Con padrinos?

Todos esos negocios con el Estado le han permitido a William Vélez amasar una fortuna que muchos califican como similar a la de otros potentados de la industria. Pero también lo han puesto en el ojo del huracán. En círculos sociales y empresariales se le señala como protegido del presidente Álvaro Uribe, con quien lo une una amistad de años atrás.

El abogado y columnista Ramiro Bejarano sostiene que “la impresión que muchos tienen es que es un consentido del poder y que especialmente en los últimos siete años de este Gobierno ha incursionado en negocios que no eran propios de su especialidad”.

La Fiscalía también investiga si sus empresas dedicadas a la operación de rellenos sanitarios tienen algún vínculo con el paramilitar ‘Jorge 40’, asunto que Vélez Sierra niega totalmente.

Y, en otros casos, se le cuestionan acciones ejecutadas por sus empresas. Por ejemplo, en el 2005 un grupo de habitantes de Santa Marta inició todo tipo de acciones populares debido a que se sentían afectados por la ubicación del relleno de Santa Marta, que queda en cercanías del parque Tayrona.

Igual sucedió en Ibagué, con la operación del relleno de La Miel y con la recolección de basuras a través de la firma Ibagué Limpia, proceso contractual que es investigado por la Procuraduría.

Pero sus amigos cercanos afirman que los negocios de William Vélez Sierra no empezaron con el actual Gobierno, sino hace 30 años.

El escritor Gustavo Álvarez Gardeazábal lo define como un hombre trabajador que gana más licitaciones en el exterior que en Colombia. “Pocos saben que se ganó un contrato para extender redes eléctricas entre Chiapas y Veracruz, México, por US$160 millones y tiene proyectos millonarios de energía en Panamá”.

Y sus colaboradores en Cali lo definen como un visionario que se atreve a incursionar en múltiples negocios. “Es un hombre muy responsable y conectado con el trabajo las 24 horas del día. Aunque confía en su personal, está pendiente de todos los detalles”, dice Germán Villegas, gerente de Megaproyectos.

Lo cierto, por encima de todo, es que una vez más, el nombre de William Vélez Sierra dejó su sello en otra polémica licitación estatal.

Dato clave

Es uno de los financiadores del polémico referendo que busca la reelección de Uribe para un tercer mandato. Odinsa entregó $20 millones y como aporte personal entregó $11.750.000 a los promotores del referendo.

Cifras

  • 9.000 personas trabajan para William Vélez Sierra en su grupo empresarial Ethuss.

  • 1.500 empleados tiene la empresa Edemtec S.A., con sede principal en México D.F.

  • 200 millones de dólares son las ventas aproximadas del Grupo Ethuss al año.

  • 13 países es el radio de acción de las compañías de William Vélez.

  • 4.500 obras ha ejecutado el Grupo Ethuss a nivel nacional y en el exterior.

    Las empresas de Cali

    Megaproyectos es la empresa que opera el alumbrado público en la capital del Valle. Tiene la concesión hasta diciembre del 2017. Factura $50.000 millones al año, de los cuales paga a Emcali $30.000 millones por concepto de energía. En ella trabajan 130 personas de manera directa y 110 más son contratistas. Realiza inversiones anuales de $11.000 millones.

    Interaseo del Valle inició operaciones el 25 de junio del 2008. Tiene un contrato de operación del relleno sanitario de Yotoco por 20 años con Emsirva. Factura $900 millones mensuales y tiene 105 empleados, de los cuales el 90% residen en Yotoco. Ha hecho inversiones por $25.000 millones.

    “Los entes de control nos revisan más a nosotros”

    Mucha gente dice que su amistad con Álvaro Uribe lo favorece para hacer negocios con el Estado. ¿Qué piensa?

    Al Presidente y a su familia los conozco desde hace mucho antes de que él lo fuera. Desde ese entonces hemos sido afines a temas como la ganadería y la proyección de Colombia en el exterior, y ahora que es Presidente los entes de control han sido más minuciosos en la revisión de todos los procesos en los cuales nuestra organización ha participado, dando transparencia a los mismos.

    También se dice que en la licitación para la recolección de basuras en la zona norte de Cali se hizo una adenda para favorecer a Interaseo...

    No es una adenda, fue una aclaración a los términos de referencia y esta es válida e igual para todos los participantes.

    Usted está ligado a temas polémicos en Cali. De hecho, cuando estuvo en el proceso de licitación del alumbrado público hubo muchos cuestionamientos...

    Nuestra organización no participó en la licitación del alumbrado público, fue posterior que los adjudicatarios del contrato nos solicitaron apoyo logístico y acompañamiento financiero. Hoy, las encuestas de satisfacción del servicio superan el 95%, los daños se reparan en un 100% en menos de 48 horas, se amplió la cobertura, se mejoró la iluminación en escenarios deportivos, casi todas las vías nuevas son iluminadas por Megaproyectos y cada año se mejora el alumbrado público navideño.

    ¿A qué le atribuye que alrededor de su nombre se genere tanta polémica cuando participa en una licitación?

    Durante más de 40 años he dedicado mi vida al servicio del país, dada mi formación como ingeniero eléctrico. Soy un hombre convencido de que el trabajo es un camino expedito hacia el desarrollo; de ahí que mi diaria labor esté orientada no sólo a trabajar, sino a compartir experiencias y conocimientos con personas que como yo tenemos fe y confianza en el país.

    También hubo polémica en la concesión del aeropuerto El Dorado, que se entregó con unas condiciones y luego se cambiaron para mejorar la retribución que recibirán los privados...

    Bajo ninguna circunstancia se cambiaron las condiciones iniciales de adjudicación, lo que ha sido verificado por entidades de control. Por el contrario, con la modernización del aeropuerto se genera más ingresos para el Estado de lo inicialmente presupuestado.

    Se habla de supuestas relaciones con paramilitares en el manejo de los rellenos sanitarios de la Costa...

    Este tema ha sido suficientemente tratado y enfáticamente no es procedente, toda vez que en nuestra organización está totalmente prohibido tener cualquier tipo de vínculo o alianza con organizaciones o grupos al margen de la ley.

    Usted es parte de un grupo que licitará para el tercer canal de televisión y también quiere estar en la puesta en marcha de un satélite. ¿Está en plena expansión?

    Nuestra participación en el proyecto del tercer canal sólo alcanzaría al 2% y aún está por definir y en caso de presentarse, se daría bajo la modalidad del intercambio accionario con obras de infraestructura asociadas al proyecto. Con referencia al proyecto del satélite, nunca hemos participado en este tipo de proyecto.

    ¿Tiene negocios con los hijos del presidente?

    No, ninguno.

    ¿Está de acuerdo con un tercer mandato del presidente Uribe?

    Eso lo deben decidir los colombianos en las urnas, si la Corte Constitucional lo avala.




  • NUESTROS USUARIOS OPINAN
    Opinar  
    Entrar Chat
    Los mensajes listados a continuación corresponden a los lectores.
    Elpais.com.co no se hace responsable por el contenido de los mismos.
    OTRAS NOTAS DE SECCION
    IMPRIMIR
    RECOMIENDE ESTE ARTICULO
    RECIBA ESTA SECCION
    POR EMAIL
    COMENTE SOBRE ESTE ARTICULO
    VER OPINIONES DE ESTA SECCION


      Copyright © 2005 www.elpais.com.co
    Escríbanos: diario@elpais.com.co | Suscripción Impreso | Aviso legal
    Diario El Pais S.A. Cra. 2 No. 24-46 Tel. (572) 8987000 Cali Colombia