Google
Lunes 27 de agosto de 2007
Informe
"Made in China", en la mira mundial

Por Camilo Jiménez. Corresponsal de El Pais, Berlín.

Un 60% de las exportaciones chinas son producidas por empresas de Estados Unidos y Europa y el 40% de las exportaciones chinas son vendidas en esas dos regiones.
AP I El País
El retiro de millones de juguetes producidos en territorio chino de varios almacenes de cadena del mundo ha desatado un escándalo que ha golpeado el prestigio de la industria del país asiático. Por lo menos 83 modelos de juguetes que fueron producidos entre abril y julio de este año y cuya pintura excedió el valor límite de plomo permitido, están saliendo de las estanterías internacionales.

La República Popular China es la nación que más exporta juguetes en el mundo. Alcanzó un volumen récord en el 2006 equivalente a US$17,8 mil millones y está a punto de convertirse en el nuevo campeón mundial de exportaciones a causa de los US$1,5 billones que, según calculan los expertos, en el año 2008 producirán los productos provenientes de sus puertos.

Sin embargo, el auge de la economía china tiene su lado oscuro. Uno que podría convertirse en la misma némesis del apogeo del Reino del Medio: los bajos estándares de calidad, la piratería y la corrupción.

El jefe del departamento para Asia y el Pacífico de la Agencia Federal de Economía Exterior alemana, Bfai, Bernd Schaaf, explicó que “si China no hace de inmediato todo lo posible por recuperar la confianza de sus compradores, su posición en los mercados globales podría verse afectada”.

El retiro de millones de juguetes producidos en China de mercados alrededor del mundo, y el subsiguiente escándalo que ha golpeado el prestigio de su industria, son los más recientes de una serie de casos que desde hace más de un decenio lanzan una sombra de sospechas sobre el éxito de la supereconomía asiática.

Esta vez, los afectados son 83 modelos de juguetes sintéticos que fueron producidos en China entre abril y julio de este año y cuya pintura excedió el valor límite de plomo permitido. De estos productos, más de tres millones se encuentran en el mercado europeo y, según indicó Nancy Norde, jefa de la Comisión de Protección del Consumidor estadounidense, Cpsc, más de nueve millones están en las estanterías de EE.UU.

El problema fue descubierto a comienzos de agosto tras un examen interno realizado por la compañía juguetera Mattel –según sus ingresos, la más grande del mundo. De acuerdo con David Allmark, director de la marca Fisher-Price (Grupo Mattel), rápidamente se dio aviso a la Cpsc, que de inmediato publicó una advertencia dirigida a los padres de familia de todo el mundo

Como resultado, más de 18 millones de juguetes serán retirados de los mercados mundiales. Es la acción más grande de devolución de juguetes en la historia de la compañía, superando incluso a la que el mismo Grupo Mattel debió realizar en 1998, cuando se sacaron de circulación diez millones de carritos ‘Power Wheels’.

Mattel es una de las numerosas compañías estadounidenses que tiene como base la industria y las materias primas chinas para la fabricación de productos que son vendidos en más de 60 países. Así, con una producción del 75% del total de juguetes que se venden en el mundo, la industria china se encuentra en una espinosa encrucijada: o mejora su calidad o su auge podrá verse fuertemente afectado.

¿CALIDAD CHINA? A la primera confesión de los directivos de Mattel, a principios de agosto, que envolvió la presencia de pequeños imanes en los juguetes de tipo ‘Polly Pocket’ y en partes del set de juego ‘Barbie & Tanner’, siguió el anuncio de la Cpsc de tres casos en que niños tragaron los imanes y debieron ser operados.

Pronto vino la segunda confesión: el carro de juguete ‘Cars Sarge’, que está a la venta desde mayo y del que, según cálculos de Mattel, ya se vendieron más de 436.000 ejemplares, posee una carga excesiva de plomo.

La reacción de alrma mundial ante el reciente caso de Mattel, se explica por el hecho de que cada vez es mayor el número de juguetes, alimentos y otros productos importados de China que resultan contaminados con metales pesados y cancerígenos. Para los consumidores de Estados Unidos y Europa, adonde llega el 40% del total de las exportaciones chinas, el caso de Mattel sencillamente ‘rebasó la copa’.

Según informes de la Cpsc y de la Comisión de Protección del Consumidor de la Unión Europea, en los últimos dos años se hicieron numerosos hallazgos similares: crayolas producidas en China con un contenido de metales pesados 17 veces mayor al permitido; teléfonos de juguete con niveles de volumen suficientes para atrofiar el oído de un niño; carrileras de juguete con niveles de plomo excesivos; controles remoto que al ser operados se encienden en llamas; salsas que contienen diluyentes cancerígenos o que pueden producir daños genéticos.

En pocas palabras
“China buscará abandonar la imagen de un país que ‘depone’ en el resto del mundo juguetes y alimentos peligrosos”, añadió.” Funcionario de la embajada china en alemania.
ACCIÓN INMEDIATA. Es un problema que no se puede ignorar por mucho más tiempo. Así, para reconquistar la confianza de sus consumidores, Mattel dio inició el pasado 15 de agosto a una campaña publicitaria visible en numerosos diarios estadounidenses y europeos. Allí aparecen detalles sobre los productos en cuestión y condiciones para la devolución o cambio de los mismos.

Por su parte, el Gobierno chino ha declarado que introducirá nuevas reglamentaciones para mejorar la seguridad de los juguetes que produce.

Es más, las medidas a tomar por los líderes comunistas para desechar definitivamente la fama de exportadora de ‘junk products’ serán, según le dijo a este diario un informante cercano a la Embajada China en Alemania, “contundentes, efectivas e inmediatas”.

Sin embargo, hasta ahora las reacciones en Pekín han demostrado una mezcla de ignorancia y castigos severos. Un ejemplo: mientras las autoridades chinas rechazaron las quejas de EE.UU. por unas cremas de dientes podridas alegando “falta de argumentos científicos”, poco después el director del Departamento de Drogas y Alimentos de China, Zhang Xiaoyu, fue despedido por corrupción.

Las proporciones del problema son tan grandes que no puede seguir siendo ignorado por la política en Europa y Estados Unidos.

Expertos como Bernd Schaaf, de la Bfai, aseguran que “China hará en los próximos meses todo lo posible por reestablecer la confianza de sus clientes”.

Sin embargo, lo que podría ocurrir si Pekín no le exige a la industria china un cambio esencial en sus controles de calidad se deja resumir con las palabras que la comisionada de la Unión Europea para la protección del consumidor, Meglena Kuneva, le dijo a su par chino, Li Changjiang, durante su última visita a China. “No quiero usar la palabra ‘sanciones’, pero de ser necesario Europa no dudará en aplicarlas”, dijo Kuneva.

En Colombia

El caso de los juguetes defectuosos también tocó al mercado colombiano.

Cuando el escándalo de los juguetes peligrosos se conoció en Colombia, el gerente nacional de ventas de Mattel, Mauricio Stellabatti, envió un comunicado a los principales almacenes informando sobre la situación. “Algunos de los productos defectuosos en Colombia son el teléfono Barney y Elmo risitas. Pedimos que los retiren inmediatamente de los anaqueles”, dijo Stellabatti.

Solo en las estanterías de los almacenes Éxito de Cali había 216 juguetes de la marca Mattel que representaban peligro y que fueron retirados.




NUESTROS USUARIOS OPINAN
Opinar  
Entrar Chat
Los mensajes listados a continuación corresponden a los lectores.
Elpais.com.co no se hace responsable por el contenido de los mismos.
OTRAS NOTAS DE SECCION
IMPRIMIR
RECOMIENDE ESTE ARTICULO
RECIBA ESTA SECCION
POR EMAIL
COMENTE SOBRE ESTE ARTICULO
VER OPINIONES DE ESTA SECCION


  Copyright © 2005 www.elpais.com.co
Escríbanos: diario@elpais.com.co | Suscripción Impreso | Aviso legal
Diario El Pais S.A. Cra. 2 No. 24-46 Tel. (572) 8987000 Cali Colombia