Google
Miércoles 27 de Agosto de 2014
Cali
El del cobre, nuevo cartel



Cadena. A las chatarrerías de Cali se vende buena parte del cobre que se comercializa en la ciudad. De aquí es negociado con intermediarios que, a su vez, lo colocan en empresas más grandes para su exportación.
Una red local e internacional alimentada por vándalos mueve un mercado negro para satisfacer la demanda mundial del preciado metal.

“Yo sólo sé que en Panamá había un chino que compraba todo el cobre que saliera en Suramérica al precio que fuera, porque ellos estaban construyendo la represa de las Tres Gargantas y necesitaban mucho cobre; necesitaban muchos millones de kilómetros de cable para distribuir esa energía. Por eso, ellos se llevaron casi todo el cobre del mundo...

“Para darle una idea, Chivor, que es la gran represa de Colombia, produce dos mil millones de kilovatios hora, la represa china producirá once mil millones de kilovatios, casi seis veces más grande.

“En Colombia hace tres o cuatro años no se conseguía un tramo de cobre porque todo lo habían comprado los chinos. Hay chatarrerías que se especializan en metales no ferrosos y compran cobre como venga: tubería, cable, partes de motor...

“Los chatarreros compran y arman pacas de 300, 500 ó 1000 kilos y luego se los venden a unos segundos intermediarios. Lo que han hecho los chinos es conseguirse terceros y cuartos intermediarios en todo el mundo comprando el cobre al precio que el intermediario diga. Por eso se dispararon los precios”...

Así explica un comerciante caleño de metales lo que está pasando con el dudoso tráfico de cobre. El hurto de cable telefónico y de energía, fabricado con cobre, se ha convertido en un dolor de cabeza para las empresas de servicios públicos del país, que en el último año perdieron $36.000 millones por esa causa, según cifras del Ministerio de Comunicaciones.

“Hemos venido trabajando con la Fiscalía y la Policía y no hemos podido desmantelar las redes que ya son carteles”, dijo un alto funcionario de la Empresa de Teléfonos de Bogotá.

De hecho, detrás del robo de cable de cobre parece haber toda una red bien organizada que rebasa las fronteras nacionales. Según las mismas cifras del Ministerio de Comercio Exterior, el 80,7% de las 29.130 toneladas de cobre que se “producen” en el país se están exportando.

Lo paradójico es que Colombia no produce cobre. El material que sale es producto del reciclaje. Pero lo más grave es que en esa chatarra “hay gran cantidad de material hurtado de las redes de telecomunicaciones”, como lo advirtió, el 21 de abril pasado, el entonces gerente de Emcali, Eduardo José Victoria, en carta dirigida al ministro de Comercio Exterior, Industria y Turismo, Luis Guillermo Plata. Las cuentas son claras y sencillas. Mientras el mundo en su conjunto produjo en el 2007 un total de 14.936.000 de toneladas métricas de cobre, la demanda satisfecha en ese mismo año llegó a 18.541.000 (ver gráficos).

La pregunta que surge es, ¿de dónde salieron las casi cuatro millones de tonelada restantes que nutrieron el mercado internacional del cobre el año pasado? Andesco, la Asociación de Empresas de Servicios Públicos de Colombia, ha establecido que hay un mercado negro aparentemente manejado por organizaciones establecidas aquí y en el exterior, que se nutre del hurto de cable de cobre de las redes activas de telecomunicaciones para satisfacer esa demanda adicional.

El entramado de estos carteles del tráfico de cobre apenas se está desentrañando, “El ciclo pasa por la compra del retal proveniente de los elementos hurtados a empresas como Emcali, cuyo destino inicial son las chatarrerías, quienes a su vez los venden como suministros a otros intermediarios para abastecer como materia prima”, señala Victoria en su comunicación al ministro Plata.

En Cali han sido judicializadas 73 personas por hurto de cable, algunas de las cuales están condenadas a cuatro años de cárcel y los reincidentes, a ocho años. La mayor parte del cable de cobre en esta ciudad (36%) es hurtado de la zona centro, seguida de la zona norte de donde se sustrae el 30% del metal. (ver mapa).

El ingeniero de Emcali, Rubén Darío Chávez, precisó que en los últimos dos años y medio han sido hurtadas 114 toneladas de cobre de las redes de la ciudad, por un valor de $5.700 millones, incluida la mano de obra y el lucro cesante.

Las autoridades ya están alerta. El general Gustavo Ricaurte, comandante de la Policía de Cali, dijo que está tras la pista de las redes que hurtan cable. “Estamos investigando para establecer lo que hay detrás”, expresó el oficial, y reportó que el jueves pasado se recuperó en una chatarrería de Aguablanca una tractomula con chatarra que había sido hurtada en Ginebra, Valle. Cuatro personas fueron detenidas y el material está en investigación.

Problema mundial

Pero el problema del mercado negro del cobre no es sólo de Cali y de Colombia. La misma situación se sufre en otros países de América Latina. Así se evidenció el 2 de noviembre pasado en Medellín, en la reunión de la Asociación Hispanoamericana de Centros de Investigación y Empresas de Telecomunicaciones (Ahciet), donde la queja de hurtos de cable de cobre era la misma en Panamá, Paraguay, Venezuela, Bolivia, Ecuador, Chile, Argentina, República Dominicana, México y España.

Si eso ocurre en toda la región es porque detrás hay verdaderas mafias que compran el material para venderlo a países de gran demanda como China, Corea, Taiwán, India y Estados Unidos, los grandes consumidores, a fin de abastecer su desarrollo industrial, concluye Ahciet.

Advierte que el tráfico de cobre hurtado a la infraestructura de servicios públicos “pone en riesgo el desarrollo social y económico de nuestras sociedad, impacta sobre el medio ambiente y castiga a todos los sectores, particularmente a las clases más desfavorecidas residentes en zonas rurales y periferias urbanas”.

En ese sentido, la petición es que “se coordinen esfuerzos entre empresas del sector de telecomunicaciones, autoridades tributarias, aduaneras y otras agencias estatales para reducir los actos delictivos contra la integridad de la infraestructura”.

De hecho, según Analdex, en Colombia hay más de 40 empresas dedicas a la exportación de ese material, cada una de las cuales exporta entre 70 y 100 toneladas del metal por vía marítima.

Lo que sorprende a Andesco es que si el cobre es ofertado en la Bolsa Agropecuaria que exige certificado de origen de la producción y la Dian hace seguimiento a las transacciones de las empresas, ¿por qué no se ha logrado precisar su procedencia y depurar el mercado? La respuesta está en manos de las autoridades competentes.

El atractivo del mercado

El tráfico de cobre se volvió atractivo a nivel mundial debido a la gran demanda del mismo por parte de economías emergentes como las china y coreana

Eso hizo que se dispararan los precios del metal durante la actual década. En el año 2000 el precio internacional del cobre era de 80 centavos de dólar por libra. En el 2004 subió a 130 centavos y en el 2006 alcanzó 260 centavos de dólar por libra. Para el 2007 el costo bajó a 240 centavos por una disminución en la demanda.

Se estima que en el resto de la década el precio del cobre subirá en un 3,5% promedio anual. Entre tanto, China consume 3.543.000 toneladas anuales en promedio y el resto del mundo 2.896.000 de toneladas.

Mercado negro

Un indigente puede vender a ocho mil pesos el kilo de cobre hurtado. Por eso se jalan un cable y un kilo es suficiente para levantarse el día.

Para lograr un kilo de cobre sería necesario hurtar cerca de un kilómetro de cable telefónico.

El chatarrero compra barato hoy para vender caro tiempo después cuando suban los precios y comerciar por volumen. Puede guardar la chatarra meses o años.

En el mercado el precio de referencia del cobre está en $11.500 el kilo. Pero en el mercado negro se consigue entre $20.000 y $22.000.

En Cali abundan las chatarrerías, pero las zonas donde más se concentran son el centro (Sucre, San Pascual y El Calvario), El Porvenir, El Troncal, el corredor férreo y Aguablanca.

Cifras

  • 114 toneladas de cobre perdió Emcali por hurtos en dos años y medio.

  • 393 millones de dólares en chatarra exportó Colombia durante el año 2007.

    Datos claves

  • Según reporte del FMI, el precio del cobre lleva 79 meses aumentando, y desde octubre del 2001 hasta la fecha el incremento ha sido del 212%.

  • El cobre se utiliza en la fabricación de llaves de seguridad, redes de energía, utensilios, inductor de arranques de motores, integradosde computador, entre otros.



    NUESTROS USUARIOS OPINAN
    Opinar  
    Entrar Chat
    Los mensajes listados a continuación corresponden a los lectores.
    Elpais.com.co no se hace responsable por el contenido de los mismos.
  • OTRAS NOTAS DE SECCION
    IMPRIMIR
    RECOMIENDE ESTE ARTICULO
    RECIBA ESTA SECCION
    POR EMAIL
    COMENTE SOBRE ESTE ARTICULO
    VER OPINIONES DE ESTA SECCION


      Copyright © 2005 www.elpais.com.co
    Escríbanos: diario@elpais.com.co | Suscripción Impreso | Aviso legal
    Diario El Pais S.A. Cra. 2 No. 24-46 Tel. (572) 8987000 Cali Colombia