Google
Martes 03 de agosto de 2004
Valle del Cauca
Farc asesinaron a 9 policías

El Pais

La muerte llegó vestida con el hábito de la sorpresa.

Se provisionó de mentiras, se escondió entre los árboles y se enredó con la oscuridad para robarle el aliento a nueve policías del centro del Valle.

Eran las 8:30 p.m. de un lunes tranquilo y de partidas de parqués en la finca Santacruz, cuando se dio el primer acto de esta fatídica historia.

Allí, en la vía que une a Salónica (corregimiento de Riofrío) y Andinápolis (corregimiento de Trujillo), llegaron tres hombres encapuchados y armados con cuchillos, quienes, según los habitantes de la casa, “nos agredieron y empezaron a robar los electrodomésticos”.

“En medio del desorden me volé y de una vivienda vecina llamé a la Policía de Andinápolis”, relató María*, una de las víctimas del hurto.

Entonces, cinco agentes de este corregimiento le pidieron a un comerciante que les prestara su camioneta Luv y emprendieron el viaje al sitio, distante diez minutos de la cabecera.

“Al llegar a Santacruz empezamos a perseguir a los delincuentes, que también habían robado un willys verde. Recuperamos los objetos y cogimos camino a Andinápolis. Luego todo se volvió angustia”, relató el patrullero José Eduardo Guerrero, aún aturdido por sus recuerdos.

A una carga explosiva que se activó al paso del vehículo se sumó una ráfaga de disparos que acabó de inmediato con la vida de los agentes Eduardo Bolaños y Jairo Alberto Marín y dejó heridos a los subintendentes José Norbey Buitrago y Ever Hinestroza, quienes se encuentran en la Clínica de Occidente de Tuluá.

“Todo fue caos y ver a mis compañeros así me partió algo por dentro. No puedo describir este dolor”, dijo Guerrero, quien escapó del ataque, realizado por la columna móvil Arturo Ruiz de las Farc (según la Policía) y quien llegó ayer al pueblo con leves heridas en sus manos.

A su vez, Hinestroza narró que de todas partes les “caían granadas, bombas y armas de fabricación casera y de largo alcance. La guerrilla aprovecha para afectar a los que ayudan a la comunidad”.

Lo que nadie se imaginaba era que la tragedia seguía.

Ante las detonaciones, disparos y señales de bengala que se percibieron en Andinápolis, la Policía de este corregimiento pidió refuerzos al tercer Distrito con sede en Tuluá, de donde se envió a la zona un equipo de contraguerrilla.

“Pero ni siquiera llegaron a Salónica, porque kilómetros antes los sorprendió una gran explosión que prácticamente acabó con una patrulla”, explicó el párroco de Andinápolis, José Aldemar Ocampo.

De acuerdo con las autoridades, en este sitio los subversivos del Frente 30 usaron dos cargas de anfo (de 30 kilos cada una), que acabaron con las vidas de siete efectivos e hirieron a uno.

Perecieron en este hecho el intendente Rodrigo Olaya, los patrulleros John James Ariza, Luis Felipe Londoño y Neiro Solís y los agentes Gustavo de Jesús Rodas, Víctor Manuel Mallarino y Juan Manuel Pacheco.

El agente Pedro Pablo Pineda sufrió un trauma craneoencefálico severo y se encuentra en cuidados intensivos en la Clínica Rey David, de Cali.

Román Solís, padre de Neiro Solís, una de las víctimas, recordó con tristeza que su hijo había resultado herido en un hecho similar ocurrido el pasado 13 de marzo en la vía a Fenicia.

“Sin embargo, él nunca sintió temor”, afirmó tras agradecerle a Dios los 25 años que le permitió compartir con el agente.

Los cuerpos de los policías muertos fueron entregados ayer en la tarde a sus familiares y están siendo velados en cámara Tuluá.

El velo de esa noche amarga se descorrió y en escena quedó un dolor que detuvo el mundo para nueve familias.

*Nombre cambiado por petición de la fuente.

Reacciones

“Los hechos son producto de una retaliación de las Farc, a raíz de los operativos antinarcóticos de la Fuerza Pública contra esta zona del país. La semana antepasada se incautó una gran cantidad de cocaína, casi tres toneladas y un laboratorio. Pero seguiremos trabajando, protegiendo a la
ciudadanía, haciendo lo que nos toca hacer”. General Jorge Daniel Castro, Director de la Policía Nacional.

“Deploro y condeno el asesinato de los nueve agentes de Policía y me solidarizo con los tres uniformados heridos. Quiero resaltar también la destacada labor que están realizando esta institución y las Fuerzas Militares y de seguridad para lograr disminuir la violencia en el Valle y aumentar la seguridad ciudadana”. Angelino Garzón, gobernador del Valle.

“Esa es la naturaleza de las Farc, que sólo conoce del dolor, del crimen. El pueblo colombiano tiene que darse cuenta, sin lugar a dudas, de que todos los días reiteran esas acciones criminales y tenemos que reaccionar para limpiar de la faz de nuestro país estos grupos”. Jorge Alberto Uribe, ministro de Defensa.

“Quienes cometieron el múltiple asesinato son integrantes de un grupo guerrillero al mando de alias ‘Marlon’. Tropas de la Tercera Brigada del Ejército adelantan operativos para dar con los responsables de este hecho”. General Martín Orlando Carreño, Comandante del Ejército.

Antecedentes

- 30 de enero de 2004. Una patrulla de la Policía fue emboscada por el 30 frente de las Farc, en la vía que comunica a Fenicia con la vereda Tesorito, en Riofrío. No hubo víctimas.

- Marzo 14 de 2004. Cuatro policías resultaron heridos en una emboscada realizada por las Farc en la vereda Las Palmas, zona rural de Riofrío.



 

  Copyright © 2005 www.elpais.com.co
Escríbanos: diario@elpais.com.co | Suscripción Impreso | Aviso legal
Diario El Pais S.A. Cra. 2 No. 24-46 Tel. (572) 8987000 Cali Colombia