Google
Domingo 22 de abril de 2007
Subversión
El mercado negro de los explosivos



Los técnicos antiexplosivos sacaron el anfo, encontrado esta semana en Alto Menga, hacia un camión. Luego fue destruido.
Foto I El País
El tráfico funciona similar al de las armas. Algunos son obtenidos violando los controles de Indumil, empresa que los comercializa. Otros son traídos desde Ecuador y otros son fabricados por la guerrilla. El anfo, el amonal y la pentolita son los más usados para los atentados cometidos por los grupos ilegales en el Valle del Cauca, especialmente en la capital y en Buenaventura.

Los 700 kilos de anfo encontrados el jueves pasado en una caleta del barrio Alto Menga es el decomiso de explosivos más grande realizado en Cali. Incluso, en ninguna ciudad se había encontrado en los últimos años tal cantidad de esta sustancia.

Una bomba con esta cantidad de anfo podría destruir un barrio entero. Los insurgentes hubieran podido armar catorce carros bomba iguales al que el pasado 9 de abril semidestruyó el Comando de la Policía Metropolitana.

¿Cómo las Farc lograron entrar las 25 canecas con los 700 kilos de anfo hasta la casa del norte de Cali? ¿De qué forma consiguieron casi una tonelada de explosivos, mil detonadores, 600 metros de cordón detonante y 300 metros de mecha de seguridad?

Para las autoridades, estos explosivos no llevaban más de tres meses en las tres caletas encontradas en la casa. Actualmente, los expertos de la Policía, el DAS y el CTI que realizaron los análisis de la sustancia esperan las respuestas del laboratorio para saber si el anfo había sido fabricado de forma artesanal, en un país extranjero o en Indumil (la empresa militar encargada de comercializar de forma controlada los explosivos en Colombia).

En las canecas los investigadores encontraron anfo de colores amarillo, blanco y azul. Indumil fabrica esta sustancia de colores amarillo, rosado, azul y verde. Hace un año y medio lo marca en estos tonos, dependiendo para la región que es enviado.

En cuanto al blanco, éste es fabricado en Ecuador.

La empresa militar fabrica anfo, indugel y pentolita, así como detonadores, cordón de seguridad y mecha lenta, los cuales son vendidos a canteras, minas y empresas de demolición. Estos explosivos son los más usados por las Farc en el Valle del Cauca.

¿Cómo llegan a manos de las Farc? En septiembre del 2003 una mina del corregimiento de Golondrinas, en Cali, fue asaltada por las Farc. Los insurgentes se llevaron 280 kilos de Indugel y 680 kilos de anfo. Aunque desde ese momento no se ha presentado otro robo de tal magnitud, las autoridades creen que parte de los explosivos usados por la subversión son conseguidos de esta forma en otras zonas del país.

Fuentes de inteligencia indicaron que el mercado negro de los explosivos funciona similar al de las armas. Las bandas delincuenciales dedicadas a esto, así como las Farc, realizan todo tipo de 'triquiñuelas' para obtenerlos.

Han detectado que una parte es conseguida evadiendo los controles de Indumil, mientras que otra es traída desde Ecuador. Las autoridades han descubierto una ruta que viene del vecino país.

Según un documento de inteligencia, en Nariño existe un gran movimiento clandestino de armas y explosivos provenientes del Ecuador, las cuales ingresan por el Puente Internacional de Rumichaca, camuflados en camiones que transportan productos agrícolas.

Por ejemplo, la mayoría de los estopines incautados en la casa de Alto Menga fueron fabricados por la empresa Famesa de Ecuador. Asimismo, en mayo del año pasado, el Ejército incautó 4,8 toneladas de anfo en zona rural de Pasto.

El informe también indicó que Pasto se ha convertido en un puerto de tránsito para los traficantes que delinquen en los departamentos de Putumayo, Cauca, Valle del Cauca y Huila.

Igualmente, en Ipiales, que está en la ruta del tráfico de armas, se almacena y distribuye el material bélico.

Desde Nariño, usando las mismas modalidades que el narcotráfico, los explosivos son transportados en caletas de vehículos o camuflados entre otros cargamentos, por la vía Panamericana o utilizando rutas alternas. Pasan por Cauca y así llegan a Cali.

En ocasiones, en zonas rurales son guardados en caletas debajo de la tierra y luego de allí los trasladan a las ciudades. Este año la Policía Valle incautó en el corregimiento de La Dolores, en Palmira, 260 kilos de hidrogel, un explosivo usado en demoliciones. En la vereda Combia de El Cerrito fue encontrada una tonelada de anfo.

Estos explosivos son usados en los ataques a poblaciones o trasladados a Cali, donde se ha presentado la mayor cantidad de atentados con bombas en los últimos dos años en la región.

De la capital vallecaucana pueden ser enviados a Buenaventura. El año pasado los tres cargamentos de explosivos encontrados por la Policía en la vía al mar eran transportados en camiones que viajaban de la capital vallecaucana al Puerto.

“En general no traen grandes cantidades, sino que poco a poco van llenando las caletas, que funcionan como centros de acopio”, aseguró un miembro de un organismo judicial.

También utilizan encomiendas. Hace dos años la Policía de Cali incautó dos rollos de 500 metros de cordón detonante en un carro de encomiendas.

De la misma forma, en zonas rurales son escondidos por un tiempo. Una vez en la ciudad proceden a ocultarlos en casas de barrios marginales.

“El anfo almacenado de forma adecuada puede durar hasta un año y la pentolita y el indugel hasta diez”, explicó un técnico antiexplosivos de la Policía.

En cuanto a los explosivos artesanales, éstos son fabricados por la misma subversión. El anfo y el amonal pueden ser elaborados usando fertilizantes como la urea y otras sustancias.

Es el caso de Buenaventura, donde la Infantería de Marina ha descubierto que muchos de los explosivos usados en los atentados en esa ciudad son fabricados en las zonas selváticas que rodean el Puerto y en partes los trasladan a la población. En este municipio, en la mayoría de ataques, han usado pentolita.

Los usados en Cali. En los atentados de la capital vallecaucana, en los últimos siete años, la mayoría de los explosivos usados ha sido anfo, amonal, pentolita y R1. Este último es fabricado sólo por la guerrilla.

Los dos primeros, a base de nitrato de amonio, han sido empleados en la escalada terrorista que empezó en agosto del año pasado en un carro bomba contra la Estación de Policía de El Vallado, donde murieron cinco personas.

Según técnicos antiexplosivos, las Farc usan el anfo y el amonal para ese tipo de bombas, mientras la pentolita y el indugel son empleados en su mayoría para derribar torres de energía.

Los explosivos

Son sustancias químicas que al mezclarse unas con otras dan como resultado un compuesto detonante. Éste, a su vez, cuando es excitado adecuadamente produce una gran cantidad de energía, además de altas temperaturas, ruidos fuertes y producción de gases. La explosión lo que hace es que la sustancia cambie de estado para pasar al gaseoso.

El material detonante se ha generalizado en dos grupos: los bajos o lentos y los altos o rápidos. Los primeros son todas las pólvoras y las mezclas caseras. Entre éstos se encuentran las pólvoras negra y blanca de los juegos artificiales. Los altos y rápidos son explosivos mucho más fuertes. Entre estos se encuentran el anfo, indugel, TNT, pentolita, C4 y R1.

Las bombas o los artefactos explosivos tienen un sistema básico compuesto por una sustancia explosiva, un detonador o iniciador, un contenedor y el sistema de activación, sea eléctrico o ineléctrico. En el primero el detonador, pegado al explosivo, va a unido a una mecha lenta o de seguridad, la cual arde con un promedio de un metro cada 130 segundos.

El eléctrico es un sistema básico que usa alambres que van conectados a una batería en lugar de la mecha lenta. El momento en que los dos alambres hacen contacto con la fuente de energía (batería) lo da un temporizador que puede ser un reloj mecánico o electrónico, adaptado a la bomba.

Cuando ocurre una explosión se genera una onda de choque o de presión que es la que hace más daño. La presión, que se ejerce sobre el medio circundante, sale disparada en todos los sentidos.

Los usados en las bombas de Cali

- En febrero del 2005 las Farc activaron un carro bomba frente a las instalaciones de RCN, en la Carrera 8 con Calle 28 en Cali. Estaba compuesto por 25 kilos de pentolita y fue accionado a control remoto.

- En febrero del 2006 estalló una carretilla bomba contra la sede de la Sijín en el barrio Ciudad Modelo, en el oriente de Cali. En el ataque, atribuido a la Columna Gabriel Galviz, usaron amonal.

- El 4 de agosto del 2006 explotó un motocarro bomba en la Estación de Policía de El Vallado. Cinco policías murieron. Según los expertos, el explosivo utilizado era anfo.

- En noviembre del año pasado fue dejada una bomba en el CAI de Bellavista. Fueron diez kilos de un explosivo a base de nitrato de amonio. Ese mismo día activaron otra bomba al paso de una patrulla en Mojica.

- En marzo pasado desactivaron seis cargas instaladas en dos torres de energía de la vía Cali-Jamundí. Cada una tenía tres kilos de indugel. En las tres torres derribadas el año pasado usaron indugel y pentolita.

- La bomba que el pasado 9 de abril estalló en el Comando de la Policía estaba compuesta por 50 kilos de un explosivo a base de nitrato de amonio. Puede ser anfo o amonal. Fue activada con un temporizador.

Tipos de compuestos

- Indugel

El indugel es un explosivo gelatinoso fabricado por Indumil. Reemplazó la dinamita porque era más seguro. Es utilizado en labores de demolición. Tiene baja sensibilidad al roce y al impacto. Es de dos clases: AV 800 y Plus AP.

- Pentolita

Es un explosivo a base de TNT y pentrita. Puede ser granulada o sólida. En esta última forma tiene un color café claro y parece una panela. También es fabricado en Colombia por Indumil. El carro bomba contra la Torre de Cali tenía 80 kilos de pentolita.

- Anfo

es un compuesto de nitrato de amonio con aceite combustible, el cual es granulado. Es parecido al amonal, el cual es fabricado con una mezcla de nitrato de amonio, trinitrotolueno y polvo de aluminio. Ambos son granulados y de varios colores.

- Cordón detonante

Es un cordón flexible dentro del cual hay pentrita. Se usa para transmitir a los explosivos la detonación iniciada por el detonador. La mecha lenta es un cordón que contiene pólvora y por el cual se transmite el fuego hasta el detonador.




NUESTROS USUARIOS OPINAN
Opinar  
Entrar Chat
Los mensajes listados a continuación corresponden a los lectores.
Elpais.com.co no se hace responsable por el contenido de los mismos.
OTRAS NOTAS DE SECCION
IMPRIMIR
RECOMIENDE ESTE ARTICULO
RECIBA ESTA SECCION
POR EMAIL
COMENTE SOBRE ESTE ARTICULO
VER OPINIONES DE ESTA SECCION


  Copyright © 2005 www.elpais.com.co
Escríbanos: diario@elpais.com.co | Suscripción Impreso | Aviso legal
Diario El Pais S.A. Cra. 2 No. 24-46 Tel. (572) 8987000 Cali Colombia