Google
Home Cali Deportes Edic. Anteriores Vivir Blogs
Lunes 1 de Septiembre de 2014

Charla Con Los Padres De Ortega

“A Michael lo tengo muy bien marcado”



Por Francisco Henao Bolívar. Enviado especial de El País - Barranquilla

Licet Dieppa guarda sagradamente en un álbum todos los recortes de prensa que hablan de su hijo Michael Ortega. “Él me manda todo lo que sale en los periódicos de Cali”, dice.
Francisco Henao / El País
El País estuvo en Palmar de Varela, cuna de una de las figuras del Cali.

La casa de color verde claro, de enormes rejas negras y del infaltable palo de mango en todo el frente, es la más visitada del barrio Los Almendros o La 21, como también se le conoce a este tranquilo sector de Palmar de Varela, Atlántico.

Allí nació una de las figuras del Deportivo Cali, el juvenil Michael Ortega. Cada que juega el onceno azucarero es sagrada la romería de los vecinos, pero también de los amigos de Michael para preguntarles a sus padres Rodrigo, un conductor de bus en Barranquilla, y Licet Dieppa, la ama de casa, por la suerte del 10 de los verdiblancos.

En la sala no hay lujos, pero sí mucha humildad. Dos trofeos y unas cuantas medallas ganadas por Ortega en su época de prejuvenil de la Escuela del 'Toto' Rubio sobresalen a la entrada de la casa.

Un cuadro gigante en el que aparece Michael en un clásico ante América y otro que registra el día de su debut frente al equipo del que su papá es un acérrimo fanático, el Atlético Junior, le dan un aire deportivo a la vivienda.

Licet, la joven madre, recuerda los inicios del jugador que hoy se cotiza a pasos agigantados. “Nosotros no sabíamos que Michael jugaba bien, hasta que un día un amigo nos dijo que si lo habíamos visto jugar, que Michael era muy bueno; después de esa inquietud fuimos a verlo a un partido en Santo Tomás. Él tenía como 7 años y ese día hizo de todo, lo que nos obligó a tomar la decisión de meterlo en la Escuela del 'Toto' Rubio”, dice Licet.

Todo caminaba bien hasta el día en que Ortega fue visto por Agustín Garizábalo en la cancha del barrio Nueva Granada, en Barranquilla. De manera rápida se hicieron los trámites para que viajara a Cali, una noticia que cayó como un baldado de agua fría en la casa.

“Eso no fue fácil; cuando me dijeron que Michael se iba para Cali me enfermé, se me bajó la presión... me dio de todo; yo no me veía sin mi hijo de 14 años. Tuve que ir donde el médico y cuando le conté lo que sentía, el doctor me dijo que mis síntomas eran emocionales, que qué pasaba en la casa”, recuerda Licet.

Reconoce que con un poco de pena tuvo que decir que era que su hijo se iba para Cali. “El doctor me dijo que entendiera que los hijos eran prestados, que hasta cierta edad estaban en la casa”.

Licet y Rodrigo pasaron el trago amargo, todo por el progreso de Ortega. Pero la progenitora no se aguantó y en poco tiempo viajó a Cali para ver dónde y cómo vivía Michael.

“Me regresé tranquila porque vi que mi hijo estaba en una buena casa”. Sí, regresó a Palmar, pero con una anécdota que aún cuenta en medio de risas.

“Cuando sus compañeros me vieron por primera vez con Michael, le preguntaban que quién era yo, le decían que la señora con la que estaba saliendo era muy bonita; Michael les tuvo que decir que yo era la mamá, pero ellos todavía no le creen (risas)”, dice Licet, quien a sus 35 años se declara orgullosa de su hijo.

30 mil habitantes tiene Palmar de Varela, municipio situado a sólo diez minutos de Barranquilla.
Así como en la cancha es seguido de cerca por los volantes rivales, Ortega también recibe la celosa marca de su mamá. “Lo llamo hasta cinco veces al día; sé a qué horas entrena, a qué horas termina, a qué horas almuerza, cuándo hace la siesta... sé cuándo lo debo llamar; y si no me contesta, porque muchas veces no le gusta que lo llame tanto, le marco a la señora donde vive o a uno de sus amigos... lo tengo muy bien marcado”, confiesa Licet en medio risas.

La familia Ortega Dieppa ha tomado con calma los rápidos éxitos de su hijo, aunque en el fondo hay una espinita bien clavada. “El papá quería que jugara en el Junior y dice que no descansará hasta verlo de juniorista, pero yo le digo que sí, que cuando Michael tenga ya unos 33 o 34 años podría retirarse acá”, señala jocosamente la madre del 10 del Cali.

Por ahora, a Rodrigo Ortega le tocará esperar mucho para ver su sueño hecho realidad porque Michael, su hijo mayor, el juvenil que puso de moda a Palmar de Varela, es el deleite y la esperanza de los hinchas de un Deportivo Cali que le sigue apostando fuerte a sus canteras.

En pocas palabras

"A Michael no le gustaba el estudio, eso era un verdadero problema en la casa; él decía muchas veces que si iba a ser jugador profesional, para qué iba a estudiar".

"Nosotros nos pusimos como meta que si a los 19 años no debutaba, entonces lo metíamos a estudiar; pero debutó rápido, a los 17 años". Licet dieppa, mamá de Michael Ortega.

En detalle

  • El hogar de la familia Ortega Dieppa está integrado por Rodrigo (padre, 39 años), Licet (madre, 35), y los dos hijos Michael (19) y Katherin (16).

  • Ortega jugó en el colegio de Palmar de Varela y de allí pasó a la Escuela del 'Toto' Rubio, en donde pasó por diferentes categorías antes de llegar al Cali.

  • Al juvenil del Deportivo Cali también le tocó afrontar varios partidos en la cancha del municipio de Santo Tomás, la tierra de Luis Fernando Muriel, ubicado antes de llegar a Palmar de Varela.

  • Ortega debutó el año pasado ante el Atlético Junior.



  • NUESTROS USUARIOS OPINAN
    Opinar  
    Entrar Chat
    Los mensajes listados a continuación corresponden a los lectores.
    Elpais.com.co no se hace responsable por el contenido de los mismos.
    OTRAS NOTAS DE SECCION

    América jugará en Buga


    La tercera fue la vencida


    “Lo de América es especulación”


    ‘Temo’ bajó de peso


    Kuranyi no irá a Sudáfrica


    “Para ganar es necesario saber perder”
    IMPRIMIR
    RECOMIENDE ESTE ARTICULO
    RECIBA ESTA SECCION
    POR EMAIL
    COMENTE SOBRE ESTE ARTICULO
    VER OPINIONES DE ESTA SECCION


      Copyright © 2005 www.elpais.com.co
    Escríbanos: diario@elpais.com.co | Suscripción Impreso | Aviso legal
    Diario El Pais S.A. Cra. 2 No. 24-46 Tel. (572) 8987000 Cali Colombia