Google
Home Cali Deportes Edic. Anteriores Vivir Blogs
Lunes 1 de Septiembre de 2014

Norman ‘El Barby’ Ortiz
“Ahora hay mucho patacón en el fútbol”

Por Francisco Henao Bolívar - Reportero de El Pais

'El Barby' Ortiz no se ha alejado del todo. Sus tardes las pasa en una tienda cercana a Siloé, y allí espera a sus compañeros del equipo de veteranos, para entrenar en el Pascualito.
Maryuri Vanegas I El País
Se retiró de la actividad a los 29 años, por culpa de una lesión de rodilla. Jugó en el América, Cali, Tolima y la Selección Colombia. Hoy reparte su tiempo en la escuela de formación que tiene en Siloé y el equipo de veteranos que dirige en la cancha del Pascualito.

En su época fue denominado por algunos ‘El Pelé colombiano’, por su inagotable talento con el balón en los pies.

Norman ‘El Barby’ Ortiz creció en las empinadas calles de Siloé y se formó en una abandonada cancha de ese populoso barrio caleño.

Desde muy joven comenzó a mostrar sus condiciones. Las mismas que lo llevaron a ser considerado el mejor jugador de un campeonato nacional juvenil en Pereira y que, posteriormente, facilitaron su fichaje para el América.

Pero a la par de su crecimiento en el balompié profesional, aparecieron las historias extrafutbolísticas: que se la pasaba en los bares de Cali, que llegaba enguayabado a los entrenamientos y que era muy indisciplinado.

El Pais habló con ‘El Barby’ para conocer su historia, cómo vive y el concepto que tiene del fútbol que se juega hoy.

¿Cómo se inició en el fútbol?

Comencé en un equipo que se llamaba Boca, de ahí pasé a Seriavión y luego estuve en un torneo nacional juvenil que se hizo en Pereira, donde salí elegido como el mejor jugador y goleador; después llegué al América en el 65.

¿Quién lo descubrió para el fútbol?

Arturo Valencia fue mi primer técnico, pero el que me sacó adelante fue uno apodado ‘Manteco’, que dirigía a Boca y que era kinesiólogo del Cali.

¿Cuánto tiempo estuvo en el América?

En el América estuve desde el 65 hasta el 72, me fue bastante bien, ahí hice prácticamente mi carrera deportiva y dejé gratos recuerdos entre la gente que veía el fútbol en esa época.

¿Qué clase de jugador era?

Yo era bastante gambeteador, era un problema que me quitaran el balón, porque me gustaba dar mucho ‘melo’; era habilidoso y aprovechaba esa condición en cada partido.

¿Tuvo problemas con algún técnico?

Con el único técnico con el que tuve problemas fue con Vladimir Popovic. Cuando pasé al Cali no me dio las oportunidades que merecía. Cuando jugaba bien, en el siguiente partido me sacaba para poner a Da Graca o a Del Puerto, que eran buenos jugadores, pero la cuestión era que yo andaba muy bien.

¿Cómo lo trató la gente de Siloé, sobretodo los hinchas del América, cuando se dio su paso al Cali?

Cuando se produjo mi paso al Cali, a los días me tocó jugar el clásico y ahí salí como figura, con gol incluido. A la salida del estadio me encontré con una señora que era americana y cuando me vio, me dijo: “Negro hp, esa camiseta del Cali no te luce”, al momentico se quitó el zapato para pegarme y si no es por un directivo, la señora me hubiera agredido.

¿Fue rumbero?

A mí si me gustó mi rumba y el baile. Los domingos, después de los partidos, salía a rumbear y al otro día pasaba mi guayabo, porque teníamos libre.

¿Llegó enguayabado a algún entrenamiento?

Cuando estuve en el América, jugábamos los domingos y después teníamos el resto del día y el lunes, libres. Pero para qué lo voy a negar: yo el martes llegaba un poco ‘enguayabadito’, pero eso era normal. Lo único que sí aclaro es que nunca llegué a un partido borracho.

Los de su época dicen que usted mantenía en los bares antes de los partidos...

Esa es la fama que tengo; yo tomaba cuando tenía mis días libres, pero cuando tenía qué entrenar no fallaba. En ese tiempo también hacían rondas, iban a la una o dos de la mañana a las casas de los jugadores y a mí nunca me encontraron afuera. La gente especula mucho, incluso una vez estábamos concentrados y llamaron al técnico Ángel Peruca para decirle que yo estaba borracho en una cantina, pero gracias a Dios en ese momento yo compartía la mesa del restaurante con el ‘profe’.

El dato clave
Norman ‘El Barby’ Ortiz tiene un equipo formado por un grupo de futbolistas veteranos, en el que están Jairo Arboleda, Willington Ortiz y Gilberto Cuero, entre otros. Entrenan y juegan en la cancha del Pascualito, al sur de Cali.
¿Fue más la mala fama?

Sí, claro que yo no tengo problemas en reconocer que me tomaba mis tragos, incluso eso se presenta todavía, porque yo no conozco al primer futbolista que no vaya a una discoteca.

¿Cuál fue el defensa que más fuerte lo marcó?

Hermenegildo Segrera, un defensa que jugaba en el Unión Magdalena; pero también estaba un uruguayo del Cúcuta, los dos eran bravos y fuertes.

¿Cuál es la anécdota que más recuerda?

Una vez jugábamos con el Cúcuta, que venía embalado en el torneo, y a mí me tocó enfrentar a otro marcador uruguayo. Yo lo enloquecí con la gambeta y en una pausa del partido me llamó a un lado y me dijo que por qué no me cambiaba de punta, que lo iba a hacer echar del equipo; yo le dije que cómo me pedía eso si por su costado era donde estaba el papayazo. Ese día le metimos cuatro goles al Cúcuta, yo salí figura y como a los quince días echaron al uruguayo.

¿El fútbol de su época es mejor que el de ahora?

En mi época, a la cancha sólo entraban los que sabían. Ahora no, ahora lo que hay es mucho 'patacón'. Yo por lo menos no volví al estadio. ¿Cuándo ve usted ahora a un jugador como el maestro Arboleda, como Willington Ortiz, Alejandro Brand o Miguel Escobar? Nunca. Eso sí, de los de ahora admiro, a David Ferreira, pero no hay más.

¿El fútbol le dio plata?

No, en ese tiempo no había mucha; a uno, por ejemplo, le daban cinco mil pesos, pero el problema es que no se los daban todos juntos, le daban $300 y le decían que fuera después por el resto. A mí me tocó una vez ir a cobrar al América y lo primero que me dijeron era que no me debían nada, me sacaron un poco de cuentas y resulta que terminé debiéndoles plata yo a ellos.

¿Y no le alcanzó por lo menos para el carro y la casa?

No, yo conocí a jugadores que les decían que les iban a dar casas para irlas pagando por cuotas, y resulta que a los días se las quitaban, porque América se colgaba en los pagos.

Perfil

Norman Emilio Ortiz Ortiz

Fecha de nacimiento: 3 de enero de 1947

Edad: 59 años

Lugar: Cali

Barrio de origen: Siloé

Posición: volante o delantero

Equipos: América, Cali, Tolima y Selección Colombia

Hijos: Luz América, Alejandra y Nayibe

Apodo: ’El Barby’, se lo puso un primo en honor a un habilidoso jugador peruano de la década de los 60, de apellido Barbadillo.




NUESTROS USUARIOS OPINAN
Opinar  
Entrar Chat
Los mensajes listados a continuación corresponden a los lectores.
Elpais.com.co no se hace responsable por el contenido de los mismos.
OTRAS NOTAS DE SECCION
Mustang II
Una final cerrada en Ibagué

Brasil
Apoteósico recibimiento al Internacional

Fútbol
Hoy sortean la Copa Libertadores 2007

Deportes
Resumen deportivo

Perú
Tres colombianos van por el título
IMPRIMIR
RECOMIENDE ESTE ARTICULO
RECIBA ESTA SECCION
POR EMAIL
COMENTE SOBRE ESTE ARTICULO
VER OPINIONES DE ESTA SECCION


  Copyright © 2005 www.elpais.com.co
Escríbanos: diario@elpais.com.co | Suscripción Impreso | Aviso legal
Diario El Pais S.A. Cra. 2 No. 24-46 Tel. (572) 8987000 Cali Colombia