Google
Home Cali Deportes Edic. Anteriores Vivir Blogs
Lunes 1 de Septiembre de 2014

Deportes
Ruge ’La Fiera’ Cáceres

Por Jorge Enrique Rojas. Reportero de El País

No olvida. Los correos electrónicos de ‘La Fiera’ tienen palabras ligadas al América. Archivo
El País halló el rastro del ídolo rojo, Jorge Ramón Cáceres. Crónica de una cacería inconclusa.

Un minuto 34 segundos. Eso duró la entrevista. Luego colgó el teléfono. Rugió y colgó. El apodo que se ganó haciendo goles con el América de los 70 le venía bien, pensé. Jorge Ramón Cáceres seguía siendo ‘La Fiera’:

¿Por qué se retiró?

Por obligación de ciertas personas de las cuales no quiero dar nombres... Me coartaron la libertad de seguir jugando profesionalmente, justo cuando tenía un ofrecimiento del Millonarios en el año de 1982.

Sin que me dé nombres, ¿puede explicarme cómo lo bloquearon?

No, no, no, ¡¡¿Y para qué nombres?!!... Escuche lo que estoy explicando, ¡nada más!

Entiendo, lo que le quiero decir es que...

No, no, no, ¡!Escúcheme!!, no quiero polémica... Si quiere aceptar la entrevista bien, sino, no se la hago ¡¡¿Okay?!! Hasta luego, hasta luego...

Aló, aló, ¿Jorge Ramón?

Tuuu, tuuu, tuuu...

En una foto de hace dos meses, publicada en una revista deportiva, Cáceres parecía un abuelo entrañable: pantalón de paño, cabello gris, párpados caídos, arrugas en la frente, sonrisa generosa.

Viéndolo ahí, casi era posible pensar que hasta los hinchas del Cali podrían llegar a sentir algo similar a ternura por ese hombre que tantos domingos les amargó en la cancha del Pascual Guerrero. Incluso, se podía suponer que ese remoquete puesto por un narrador de fútbol podría ser una ironía molesta para ese ex jugador de 59 años que posaba como un buey manso para la lente de la cámara.

Pero no. Al parecer su fiereza sigue intacta. Un periodista radial que prefirió callar su nombre, dice que Cáceres siempre fue igual de temperamental: “Su enojo tiene que ver con el veto que los dueños del América de ese entonces le impusieron, por reclamar una plata que él alegaba le debían. Jorge demandó al club y todos los equipos acordaron no contratarlo más. Si se quiere, ese fue el primer bloqueo para un futbolista de este país”.

Si Jorge Ramón no hubiera colgado el teléfono de un zarpazo, tal vez hubiera parafraseado al Maradona del 94, luego de le detectaran rastros de cocaína en la sangre en pleno campeonato del mundo: “Me cortaron las piernas, viejo...”.

En vía de extinción

8 goles en 15 partidos hizo ‘La Fiera’ en su primera temporada en el América (año 73). Él es el segundo artillero histórico rojo, detrás de Anthony de Ávila.
Ahora ‘La Fiera’ debe estar sudando. Vive en Barranquilla junto a su esposa Marlene Esther Felizzolla, sus dos hijas abogadas (que nacieron en Cali) y un nieto. El pasado miércoles, cuando aceptó ser entrevistado por este diario, se movía por una calle sofocante. Se le notaba en esa voz seca, áspera, aún demasiado argentina para él, que lleva 34 años en este país.

Pero su acento bien podía ser la antípoda de lo que en ese momento pasaba del otro lado del teléfono: el hombre que marcó 182 goles en el fútbol nacional (los mismos que Willinton Ortíz) hacía diligencias para renovar su pasaporte colombiano. Sí, desde que obtuvo su nacionalidad en el 76, Cáceres no volvió a viajar como extranjero.

Y ha viajado mucho. Sobre todo entre Colombia y Argentina. En buena parte, de eso depende su vida: algunos años después de que dejara el fútbol activo, Jorge Ramón se convirtió en empresario de jugadores del Cono Sur.

El periodista radial que aceptó hablar desde el anonimato sobre la vida del artillero, dice que difícilmente un jugador que fue obligado a retirarse de las canchas con las piernas intactas puede alejarse diametralmente de la pelota. Tal vez tenga razón. Quizás esa y otras pocas opciones sean la única anestesia posible para un dolor semejante.

Seguramente por eso lo intentó antes como técnico. Hizo curso en la Asociación del Fútbol Argentino y alcanzó a dirigir sin mayor éxito en la nacional B de ese país.

En Barranquilla, dicen, a veces se pone de cortos y juega un ‘picado’ en la calle, como aquellos famosos partidos en la cancha del Sena o del Club de Pacará de Cali, donde después del retiro ‘La Fiera’ siguió haciendo goles igual de épicos, igual de geniales, igual de inimitables, pero ya no aplaudidos por tantos.

En los últimos años, Cáceres trajo a Colombia a tres jugadores argentinos: Carlos Sebastián Garrido, Dante Segovia (delanteros) y Óscar Marcelo Leal (creativo). Ninguno de ellos alcanzó siquiera un pálido reflejo del brillo que él tuvo. Ninguno mostró su coraje en la cancha. Ninguno sudó la camiseta como él. Tal vez sea cierto: las fieras están en vía de extinción.

Al Pereira

En 1975 Jorge Ramón es transferido al Pereira. Ese año marca 35 tantos y sale goleador del torneo.

La Selección

Se nacionaliza en el 76 y juega las eliminatorias del 78 con Colombia. Eran tres partidos y no hizo gol.





NUESTROS USUARIOS OPINAN
Opinar  
Entrar Chat
Los mensajes listados a continuación corresponden a los lectores.
Elpais.com.co no se hace responsable por el contenido de los mismos.
OTRAS NOTAS DE SECCION
DeporCali
De un ‘cacho’

Copa Mustang II
Aún queda una ilusión

Tiro
Sigrid dio en el oro del Mundial

Automovilismo
Las 6 Horas prenden esta tarde a Bogotá

Por: Antonio J. García
Hemingway y los deportes

Celebración
Triunfo iraní en el Mundial de Clubes
IMPRIMIR
RECOMIENDE ESTE ARTICULO
RECIBA ESTA SECCION
POR EMAIL
COMENTE SOBRE ESTE ARTICULO
VER OPINIONES DE ESTA SECCION


  Copyright © 2005 www.elpais.com.co
Escríbanos: diario@elpais.com.co | Suscripción Impreso | Aviso legal
Diario El Pais S.A. Cra. 2 No. 24-46 Tel. (572) 8987000 Cali Colombia