Google
Sábado 09 de septiembre de 2006

Historia
Baño en plena Autopista Sur

Por: Carolina García - Reportera de El Pais

El chorro de agua que sale de este hueco es fresca y cristalina. Sin embargo, el gerente de Acueducto y Alcantarillado de Emcali, Ignacio Restrepo, asegura que no es potable.
Jaime Saldarriaga / El País
Hace dos meses y durante el día, un promedio 20 personas se asean y lavan la ropa. Dicen que buscar baño en Cali es difícil. Gerencia de Acueducto de Emcali afirma que no es un daño en la tubería.

‘El Mocho’ lleva seis años viviendo en las calles de Cali. Duerme en un pequeño orificio que le regala la inmensa estructura de cemento que se levanta en el sector de La Luna.

A veces come las sobras que se encuentra en los arrumes de basuras o que le regala la gente. Pero a veces pasa en ‘blanco’.

Con la pícara mirada que se le escapan de sus ojos verdes, este paisa vende un ‘combo’ de chicles y bananas en los buses y en las calles.

Lo llaman ‘El Mocho’ porque hace cinco años perdió su pierna derecha en un accidente de tránsito. Manejaba una moto y de un momento a otro se vio tirado en el suelo.

Desde ese episodio, su vida transcurre en las calles, en la difícil y sucia vida de la calle.

Pero dice, tajante, que jamás ha dejado de bañarse. Y que lava su ropa, vieja y a veces rota, con jabón azul.

El baño diario, por ahora, lo hace en una particular ‘ducha’ ubicada en plena Autopista Sur, en el separador vial, después del puente de La Luna.

Al aire libre y frente a los ojos de cientos de transeúntes y conductores que pasan por allí, ‘El Mocho’ se lanza a una alcantarilla, de poca profundidad, en donde paradójicamente se desprende un cristalino y frío chorro de agua.

En pantalonetas, ‘El Mocho’ se asea con jabón azul. Se enjabona su cabello enroscado y permanece varios minutos, como en una terapia, recibiendo en sus espaldas el helado chorro de agua. Luego, lava la ropa, que en realidad son tres camisas y un jean. La golpea contra la tapa de la alcantarilla, según dice, para despercudirla y para que se le salga el ‘diablo’. Después, la cuelga en unos alambres mal puestos en una valla que está poco metros del lugar.

“Uno puede ser pobre y arrancado, pero tampoco sucio. Y con esta ‘chiripa’ toca aprovechar”, comenta. Eso sí, El Mocho guarda un cuchillo bajo un maletín “por si las moscas”.

Es que este baño público subterráneo se ha vuelto el sitio más visitado por los indigentes y recicladores que recorren y merodean por esta zona de la ciudad. Todos los días y desde hace dos meses, por lo menos 20 personas aprovechan el lugar para darse un ‘duchazo’.

“Hay que esperar el turno pa’ poder bañarse bien bueno allí”, comenta El Paisa, un reciclador de piel morena y quien sentado en el césped espera pacientemente a que El Mocho termine de bañarse.

El número
3.620 personas entre niños y adultos se estiman viven y permanecen en la calle, según un censo del Dane y la Secretaría de Bienestar Social.
El Paisa es indigente, reciclador, a veces pide limosna y otras veces vende bananas. La ropa que lleva está rota, pero no huele feo. Solo tiene su cabello despelucado y los ojos hinchados, tal vez de dormir. Vive en función de tener en sus bolsillos $500, para pagar por una cama comunitaria, en El Calvario.

Cuenta que esta semana consiguió más plata de la prevista y compró un jabón con olor a lavanda para bañarse en esta alcantarilla.

“Es que el agua de ahí es muy fría y buena, entonces toca aprovechar. La gente cree que porque uno es de la calle no se baña nunca. Y no todos los de la calle somos así”, refuta El Paisa.

Él comparte la barra de jabón con Jhon, otro de los usuarios permanentes de esta particular ducha pública.

“Esta ‘papaya’ hay que aprovecharla, porque buscar dónde bañarse es duro. A veces, la gente le niega a uno un poquito de agua por ser de la calle, viendo que sólo es para quitarse el mugre y las lagañas”, dice.

Por eso, los indigentes no se cambian por nadie. Esta ducha funciona las 24 horas del día.

“No es daño en el acueducto”

Gerente de Acueducto y Alcantarillado de Emcali afirma que el chorro de agua es un desvío provisional de las obras en la Autopista.

El gerente de Acueducto y Alcantarillado de Emcali, Ignacio Restrepo, aclaró que el chorro de agua que se desprende de esta alcantarilla no es un daño en el acueducto de la ciudad.

“Se trata de un desvío provisional que tienen los contratistas que trabajan en la obra de reposición de alcantarillado en la Autopista Sur, es decir, se está desviando agua desde la Carrera 39 hasta la 14 para que se vaya al oriente, pero antes pasa por un canal que se encuentra en este sitio”.

No obstante, el Gerente del Acueducto y Alcantarillado advirtió que esta agua no es potable ya que, aunque atraviesa unos filtros, proviene de un sistema de drenaje.

En ese sentido, afirmó que enviará a una comisión de ingenieros para verificar el sitio y la calidad del agua con la que se bañan los indigentes de la zona.




NUESTROS USUARIOS OPINAN
Opinar  
Entrar Chat
Los mensajes listados a continuación corresponden a los lectores.
Elpais.com.co no se hace responsable por el contenido de los mismos.

OTRAS NOTAS DE SECCION
Deporte | 4:38 p.m.
Alcalde recibirá credencial para Mundial de Patinaje

Inauguración
Una Feria del Libro con ritmo andino

Polémica
Críticas a privatización de relleno sanitario

Cali
Reseña al día

Entre Fuegos
Furchi, el bombero que no apaga sus sueños

Cali
Arabescos. Por: Demetrio Arabia.
IMPRIMIR
RECOMIENDE ESTE ARTICULO
RECIBA ESTA SECCION
POR EMAIL
COMENTE SOBRE ESTE ARTICULO
VER OPINIONES DE ESTA SECCION


  Copyright © 2005 www.elpais.com.co
Escríbanos: diario@elpais.com.co | Suscripción Impreso | Aviso legal
Diario El Pais S.A. Cra. 2 No. 24-46 Tel. (572) 8987000 Cali Colombia