Google
Domingo 25 de octubre de 2009

Cali

Una mirada al cobro por estratos





Procesos. Los caleños tendrán hasta el próximo martes para interponer los recursos de reposición, en la oficina ubicada en el CAM. Hasta el pasado jueves, iban 31.441.
Oswaldo Páez / El País
ESTRATO 1

“Los pobres no deberían pagar”


“Esto fue un golpe de la noche a la mañana y ahora no sé ni cómo voy a responder”.

La preocupación de Rosa Elena Jiménez es evidente y reconoce que ella no puede pagar $218.000 por la valorización de un “ranchito” que tiene en el barrio Poblado I, en el Distrito de Aguablanca.

“Yo creo que la valorización no deberían cobrársela a quien no tiene plata, los pobres no deberían pagar. Así que me parece que el cobro es impositivo”, dice la abuela. Y lo peor, afirma, es que también debe responder por su hermana Teresa, quien tiene un ‘ranchito’ en el mismo barrio, pero que ahora se encuentra discapacitada y no puede trabajar.

“Yo no sé qué vamos a hacer”, repite e insiste. Ambas reconocen que la ciudad “se vería más bonita con tantas obras, pero no tenemos con qué pagar. Simple”, afirman.

ESTRATO 2

“Sin trabajo y atrasado en el predial”


Seis años sin trabajo cumple Javier Gallardo, un humilde caleño que vive en el barrio Marroquín y quien tendría que pagar por valorización un aproximado de $600.000.

La casa, de 80 metros cuadrados, la pudo comprar hace más de diez años cuando tenía empleo y dice que la pagó con muchos esfuerzos y créditos bancarios. Ahora vive de la caridad de su familia y de lo que le da su esposa por la venta de arepas en la cuadra. “Si no me alcanza para pagar lo servicios, si tengo que hacer maromas para darle plata a los muchachos, que viven mal alimentados, ¿de dónde voy a sacar para pagar otro impuesto, si estoy atrasado en el predial?”, dice el hombre.

El pasado viernes buscó información para poner un recurso de reposición. “No me queda más”, dice. Es que a Javier no le interesan la megaobras porque, por ahora, su prioridad es buscar plata para poder comer.

ESTRATO 3

“Es un gasto extra, no presupuestado”


El miedo a un embargo es lo que impulsa a Guillermo Marín a pagar la contribución de la valorización, que para su casa, de 83 metros cuadrados en el barrio Atanasio Girardot es de $1.532.400.

“Este es un gasto extra que no estaba presupuestado en los gastos familiares, pero los impuestos hay que pagarlos para evitarse embargos, cobros coactivos, intereses y demás”, dice.

Su poca motivación frente al proyecto de las megaobras también se debe a que por su casa no se construirá ninguna infraestructura. “Así que yo espero, que con los recursos de reposición, el monto rebaje bastante y replanteen el valor”, dice.

Marín reconoce que Cali está atrasada, pero frente a esta situación económica “el Alcalde mejor hubiera dicho que fuera un aporte voluntario. O que se descontara anual de todos los impuestos que pagamos”.

ESTRATO 4

“Mi barrio no tendrá ninguna megaobra”


El abogado Pedro Nieto tampoco se opone el progreso de Cali. “Tenemos que modernizarnos, pero no de la forma como lo están planeando”, dice.

Para él, la valorización está mal proyectada, ya que “se le debió cobrar a cada predio por el beneficio que recibirá de cada obra planteada”.

Y él, quien vive en una casa de 105 metros cuadrados en el barrio Santa Clara por la que tendrá que pagar un aproximado de $2.7000.000 de valorización, aduce que para este sector no está proyectada ninguna megaobra.

Además, coincide como muchos, que las obras no debieron plantearse en un ‘mega’ paquete, sino hacer una por una y en fases. “Y el cobro también hacerlo de la misma forma. Pero no cobrando, por ejemplo, casi 3,5 veces lo que uno paga de predial cada año”, dice, a la vez que plantea dudas y desconfianza del proceso, ya que nunca recibió copia de la resolución de la valorización.

ESTRATO 5-6

“Era mejor hacer las obras una por una”


Jaime Valencia tendrá que pagar por su casa de 130,5 metros cuadrados ubicada en el barrio Ciudad Jardín, un aproximado de $7.000.000 por concepto de valorización. Un monto, para él, injusto, sobre todo en momentos en que la economía no repunta.

Y lo dice, porque, justamente su empresa, dedicada al negocio de la palma africana y que empezó con 250 empleados, ahora sólo tiene 70.

“Yo no estoy en contra del progreso, para nada, pero creo que no es el momento para endeudar así a la gente”, afirma. Por eso, dice que hubiera preferido que las obras se hicieran una por una. “No acaparar todo, pues finalmente este Alcalde no las va ni las verá hacer”, insistió el empresario.

O mejor, según Valencia, “que no hagan alumbrado navideño, que vale casi $3.000 millones y mejor hagan obras para la ciudad. Esto sí lo agradecería la gente”, dice.




NUESTROS USUARIOS OPINAN
Opinar  
Entrar Chat
Los mensajes listados a continuación corresponden a los lectores.
Elpais.com.co no se hace responsable por el contenido de los mismos.
OTRAS NOTAS DE SECCION
Región
En el Valle también hay muertos de hambre

Cali
24 horas entre la vida y la muerte

Cali
El internet desplaza al libro entre los caleños

Cali
Sí a las megaobras, pero no a pagarlas

Cali
Una mirada al cobro por estratos

Opinión
Muchas dudas
IMPRIMIR
RECOMIENDE ESTE ARTICULO
RECIBA ESTA SECCION
POR EMAIL
COMENTE SOBRE ESTE ARTICULO
VER OPINIONES DE ESTA SECCION


  Copyright © 2005 www.elpais.com.co
Escríbanos: diario@elpais.com.co | Suscripción Impreso | Aviso legal
Diario El Pais S.A. Cra. 2 No. 24-46 Tel. (572) 8987000 Cali Colombia