Google
Domingo 25 de octubre de 2009

Cali

El internet desplaza al libro entre los caleños



Por Luiyith Melo García | Reportero de El País

Lecturabilidad. Los caleños leen cada vez menos. Sin embargo, eventos como la Feria del Libro Pacífico, de la Universidad del Valle, estimula con la gran oferta de libros, el hábito por la lectura entre los jóvenes.
Ernesto Guzmán Jr. / El País
Los caleños sólo leen 1,4 libros por año y prefieren los periódicos. Cambian los formatos de lectura.

Alejandro nunca coge un libro. Esos dinosaurios de papel como atiborrados de zancudos en sus lomos no son para él. Su gusto no los tolera, su cerebro se acostumbró a las imágenes y los sonidos, no a la racionalidad de las palabras. Nada que ver con la sintaxis. Ninguna discusión semántica.

El joven, que a duras penas termina el bachillerato, llegó con el chip incorporado de la tecnología que tiene la nueva generación. Por eso, desde que se levanta lo primero que busca es el computador --paradójicamente empotrado en una biblioteca de libros--, enciende el internet y empieza una navegación de horas cuando no tiene que cumplir con la engorrosa obligación de ir al colegio. O se conecta desde el mediodía, cuando llega del colegio, y le da la medianoche y no termina.

En su pantalla hay una especie de ciudad verde poblada por extrañas criaturas, un muñeco trata de saltar unas masmorras, pero otro se lo impide. En la base de la pantalla hay un menú de herramientas. Alejandro dice que son ayudas para hacerse más fuerte y vencer los obstáculos y los rivales.

Simultáneamente abre el chat para hablar con otros jugadores a la distancia, se consultan. Toma el celular y manda mensajes de texto. A vuelta de correo le dan un código que introduce al juego y continúa navegando. Se sigue escribiendo con los amigos por el messinger, abre páginas de Internet, el e-mail e intercambia más mensajes de texto...

Pero “Alejandro no lee”, dicen sus padres. No coge un libro ni a palos y “no sabe de lo que se está perdiendo”, se lamentan.

Sin embargo, Darío Henao Restrepo, decano de humanidades de la Universidad del Valle y organizador de la Feria del Libro Pacífico, sorprendentemente asegura que Alejandro sí lee. “Hoy día leer no es solo abordar el libro físico, sino que implica también la lectura audiovisual, puede ser que un estudiante no lea a Dostoievsky, pero si se ve los hermanos Karamasov en una película de dos horas y media también está leyendo”, asegura Henao.

¡Ah!, es lo que hace Alejandro. Prefiere la película al libro. Es más sencillo y comprensible para él.

“Uno dice que los jóvenes no leen, pero están enterados de una serie de cosas de la literatura vía audiovisual, ha habido un cambio de la lectura”, comenta Henao Restrepo. “Muchos no se leyeron el libro de Gustavo Bolívar, ‘Sin tetas no hay paraíso’, pero se vieron la serie, es otra forma de llegar al libro”, asegura el académico.

Lecturas de textos en Internet, chats, mensajes de textos por celular, correos electrónicos... todos son formas de lecturas y aún de escrituras. Lo confirma el ‘Programa Cali Lee’, en una investigación que hizo en el 2008 para la Secretaría de Cultura de la ciudad sobre lecturabilidad de los caleños (ver gráficos).

Pese a que los paradigmas de lectura han cambiado y hay mucho más material disponible para leer en todos los formatos, las cifras sobre lecturabilidad siguen siendo alarmantes. Mientras que cada argentino se lee 9 libros al año, los mexicanos 7 libros y los brasileños 4, en Colombia el promedio es de sólo 1,8 libros año por persona. Y, el de Cali, es aún más inferior: sólo 1,4 libros por persona al año.

Ignacio Cerón, coordinador de la red de bibliotecas públicas de Cali, sostiene que “la gente y sobre todo los jóvenes están leyendo en otros formatos y eso hay que entenderlo. Se lee mucho el mensaje de texto en los celulares, se lee en las redes sociales, en los correos electrónicos y las horas que los jóvenes se gastan en esas actividades son muchas. Para nosotros los adultos no son formas muy ortodoxas, pero son lecturas”, sostiene Cerón.

Las ferias del libro y eventos similares sirven para incentivar la lectura de la gente. La Feria del Libro Pacífico del año pasado logró llegar a unas 500.000 personas en Cali.
Sin embargo, el escritor Umberto Valverde lamenta que no haya una lectura real de libros por la nueva generación. “Sería bueno saber cuántos muchachos han leído a Marcel Proust o a Balzac, no sé si me equivoco, pero estoy seguro que ninguno, a menos que les hayan hecho leer un texto pequeño en algún curso de literatura, pero no los tienen como referentes y ni siquiera conocen sus nombres”.

Henao, Cerón y Valverde coinciden en que la escuela debe estimular en los muchachos la lectura de libros, aún de los clásicos, pero entendiendo que cada generación tiene sus propios valores.

Y la ciudad y las instituciones también. En efecto, en Cali no es que falten muchos espacios para leer, porque hay 58 bibliotecas comunitarias con 800.000 volúmenes, 12 bibliotecas populares en red, las bibliotecas Departamental, la de Comfandi, la de Comfenalco y las que tienen las universidades y colegios.

Hábitos de lectura

Pero la realidad es sorprendente. Un estudio hecho para el Ministerio de Educación en el 2006 arrojó que en el comparativo del quinquenio 2000-2005, la lectura en Internet es la que presenta un aumento más significativo en relación con la lectura de libros, periódicos y revistas.

En Cali, una investigación similar hecha en el 2008 por el ‘Programa Cali Lee’ para la Secretaría de Cultura es reveladora. El 51% de la población manifiesta que su hábito lector es constante, mientras que el 42% dice tener un hábito esporádico.

El 83% no ha hecho ninguna actividad para mejorar el proceso de lectura. Y el 60% dice estar satisfecho con la intensidad de sus actividades lectoras, porque ya cumplió con la escuela.

Sólo el 30% de la población parece estar inconforme con lo que lee hasta ahora. En ello parece incidir el hecho de que el 76.6% de la población no tiene estudios superiores.

En general, lo que más leen los caleños son textos de carácter informativo (revistas, periódicos, folletos, etc.) en el 47% de los casos. Un 37,8% dice leer libros, particularmente literatura.

El resto de las opciones de lectura están por debajo del 10%. Por ejemplo, formatos que tienen una relación con lo estrictamente funcional como cartas, mensajes de texto, informes, documentos, entre otros, alcanzan apenas un 8,6%, lo que implica un bajo nivel de relación con materiales de lectura (ver gráfico).

En cuanto a la dedicación lectora, el libro tiene un mayor tiempo en minutos (69 minutos) destinado a cada acto de lectura, pero no presenta una mayor periodicidad como actividad diaria (36%).

El periódico en cambio tiene más periodicidad que el libro, 61%, pero menor tiempo destinado por acto de lectura (38 minutos). Sin embargo, es más la gente que tiene contacto con el periódico.

En el caso de las lecturas por Internet se tiene (como lo muestra la tabla anexa) que aunque el porcentaje de participación de la población con este tipo de materiales es relativamente bajo, el tiempo y la periodicidad dedicadas a esta práctica es mayor: en cuanto a experiencias diarias llega al 77% con una duración promedio en minutos que alcanza la hora.

De esta manera, los caleños van dejando a un lado el libro y abriendo las revistas y periódicos. Y el Internet, al que llegan varias veces al día --como Alejandro-- y con más dedicación.

Dato clave

La Fundación Carvajal invertirá $2.000 millones en tecnología para digitalizar las bibliotecas comunitarias a fin de que haya menos enciclopedias y más procesos de lectura.

Los títulos más leídos*

’Ahí les dejo esos fierros’, de Alfredo Molano. Seis historias de reinsertados que retratan de nuevo al país.

’Cuestión de familia’, de Tim Keppel, escritor estadounidense que vive en Cali presenta su primera novela.

’Crepúsculo’, de Stephenie Meyer, primera de una serie de tres historias de ficción, llevada con éxito al cine.

’Civilizaciones’, de Diana Uribe, un libro que narra la historia de varias culturas del mundo.

’El país de la canela’, de William Ospina, una saga novelesca sobre la conquista española.

* Según sondeo en la Feria del Libro Pacífico.




NUESTROS USUARIOS OPINAN
Opinar  
Entrar Chat
Los mensajes listados a continuación corresponden a los lectores.
Elpais.com.co no se hace responsable por el contenido de los mismos.
OTRAS NOTAS DE SECCION
Ciudad
Cali, con un déficit de parques del 40%

Cali
Miles de caleños buscan subsidios de Familias en Acción

Cali
Constructores se preparan para Biocasa

Cali
Mejor trato para víctimas

Cali
Le prenden fuego a un caballo

Columna
Cali y sus parques
IMPRIMIR
RECOMIENDE ESTE ARTICULO
RECIBA ESTA SECCION
POR EMAIL
COMENTE SOBRE ESTE ARTICULO
VER OPINIONES DE ESTA SECCION


  Copyright © 2005 www.elpais.com.co
Escríbanos: diario@elpais.com.co | Suscripción Impreso | Aviso legal
Diario El Pais S.A. Cra. 2 No. 24-46 Tel. (572) 8987000 Cali Colombia