Google
Jueves 24 de Julio de 2014

Cali

El periódico de ayer que todos procuran leer



Por Alda Mera, redactora de El País.

La historia del acontecer local, nacional y mundial quedaron registradas durante los últimos 60 años por El País, diario fundado por don Álvaro Lloreda.
Al cumplir El País 60 años, evoca los diarios que han hecho historia en la región. Siglo de tinta.

Folios de páginas amarillentas, con las arrugas y la palidez que dejan el paso del tiempo, conservados aún en anaqueles de las bibliotecas públicas, son el testimonio vivo de que en el Valle del Cauca han florecido siempre la libertad de pensamiento y más aún la libertad de expresión. Y los 60 años que el viernes cumplió El País son la muestra viva de esa realidad.

La vocación de los vallecaucanos por cultivar las ideas y hacerlas públicas está escrita desde que apareció La Balanza el 6 de enero de 1838, un semanario que circuló sólo catorce veces, pero al que le siguió una estela de publicaciones que hoy suman más de 160, entre diarios, semanarios y revistas que dejaron huella.

Como El Correo del Cauca, fundado en 1903 como semanario y luego circuló como diario. Su gestor fue el médico bugueño Ignacio Palau Valenzuela, quien desde esa tribuna emprendió la campaña por la creación del Departamento del Valle. “Esto le valió el destierro a Mocoa, destino que le permutaron por Popayán y desde donde se las ingenió para seguir editando el diario hasta 1939, después de la creación del Departamento en 1910”, explica Carlos Calero Mercado, miembro de la Academia de Historia del Valle.

Dos diarios que dejaron su impronta en la región fueron Relator, vespertino liberal creado en 1915 por Jorge, Hernando y Ernesto Zawadsky. Y el Diario de El Pacífico, matutino conservador fundado en 1925 por la familia Borrero Olano. Relator fue el primer diario liberal en el Valle del Cauca, ya que todas las publicaciones previas eran conservadoras.

El marcado partidismo de las publicaciones entonces hacía divertida la información. “Por ejemplo, cuando el coronel Diógenes Gil le dio golpe de estado al presidente Alfonso López Pumarejo el 10 de junio de 1944, fue registrado con alborozo por el Diario del Pacífico, mientras que Relator lo hacía muy ofendido”, recuerda el historiador Calero Mercado.

En 1931 surgió El Crisol, liberal, de la pluma de Rafael Isidro Rodríguez. Primero fue semanario y luego, diario. “Rodríguez firmaba como Plácido Soler, pero yo le decía ‘Sólido placer’”, ríe su amigo Calero, al punto de que los herederos de Rodríguez le regaló la colección de El Crisol, que él a su vez donó al Banco de la República.

"Los diarios importantes de la región coinciden en que su época de oro ha sido cuando han tenido grandes cronistas, buenas plumas”. "Estravagario, de El Pueblo, fue el mejor suplemento cultural, con plumas como Cortázar, Tomás Eloy Martínez, Eduardo Carranza, Fernán Martínez, entre otros". "Relator tenía en Jorge Zawadsky una de las grandes plumas del periodismo regional, junto con su hija Clarita Zawadsky". Víctor Hugo Vallejo, profesor. "Ese 10 de mayo del 57 dañaron hasta el teletipo –la tecnología de la época– que recibía las fotos de las agencias UPI y AP; El País dejó de salir hasta el 29 de mayo, cuando se logró reparar la imprenta”. Phanor Luna, ex periodista de El País.
Ciertos diarios fueron objeto de censura o persecusiones de sus contradictores. Como el Diario del Pacífico, cuya época de oro fue cuando el general Rojas Pinilla ascendió al poder, pero cuando cayó, cayó con él porque se le fue toda la pauta, que era oficial. Era tan rojista que ese 10 de mayo de 1957 se lo cobraron y la turbamulta lo quemó”, dice el abogado, periodista y profesor universitario Víctor Hugo Vallejo.

Otra suerte corrió El País, cuya sede de la vieja casona de la Calle 10 con Cra. 5a. fue incendiada ese día, pero se levantó como el Ave Fénix hasta hoy. El periodista Phanor Luna, quien trabajó en el diario desde 1957 hasta 1965, lo recuerda: “Desde el balcón de la casa de Leonor González Mina, situada al frente, vi cómo los amotinados le atravesaron a la rotativa unas barras de hierro para dañarla y causaron destrozos en la sala de redacción”.

Para ese entonces, con siete años de circulación, El País ya era una publicación respetable y tenía un hito periodístico no superado hoy: cuatro ediciones extras el día de la explosión del 7 de agosto de 1956, informando el número de muertos y de heridos y los daños causados por la tragedia y su registro gráfico. Todo con ese sistema artesanal llamado linotipo.

Era una época de bohemia, en la que los periodistas llegaban a trabajar a las 3:00 p.m. y si estaban en la ‘queda’ nocturna, alternaban la redacción con el Café Colombia o el Café Tamanaco, situados al frente, donde tenían escondite para jugar cartas y billar al calor de unos tragos.

Eso sí, a las 7:00 p.m. todos iban a la redacción cuando religiosamente llegaban don Álvaro y don Alfredo Lloreda, muy elegantes. Don Álvaro iba a revisar la edición y don Alfredo pasaba a los talleres a supervisar la máquina. “A veces llegaba don Mario (Lloreda) y preguntaba por la crónica roja del día. A él le gustaba la noticia fresca y nos daba uno o dos pesos para la chuleta de la cena”, evoca Phanor.

Por esa época era muy reconocido el periódico humorístico El Gato, fundado en 1935 por Francisco González, conocido como Frisco González, “un periodista mamagallista que le gustaba la tiradera hecha con cierto gusto y sin ofender, para molestar a la gente notable o intocable de Cali”, dice Carlos Calero Mercado.

Luis López, Luisé, ya era el caricaturista de El País, pero El Gato le propuso publicarle caricaturas con el seudónimo de Rigot. “Don Álvaro (Lloreda) le pidió a Raúl Echavarría que buscara a un tal Rigot, que era buenísimo. Raúl lo buscaba como loco, y nosotros callando el secreto hasta que se descubrió que era Luisé”, ríe Luna.

Paradójico, pero cuando el diario liberal Relator desapareció, la sede fue adquirida por el industrial Álvaro H. Caicedo, quien creó en 1961 el diario conservador Occidente, cuya época de oro fue en los 70, contemporáneo con los Panamericanos.

Para Vallejo, “si todos los diarios de la región nacieron como tribunas políticas, El Pueblo, creado en 1975 por la familia Londoño Capurro, hizo el proceso inverso: surgió con enfoque periodístico, con el mejor semanario cultural, Estravagario, pero decayó cuando se convirtió en la bandera política liberal en los años 80”.

Para él, el hito periodístico en el Siglo XX es El País: “Si bien no era el propósito crear empresas informativas independientes, El País fue el único que supo hacer el giro a la industria de la información”.

Vallejo, autor del libro ‘Génesis del Periodismo en el Valle del Cauca’, destaca que de ahí deriva la permanencia de El País. “Fue su director Rodrigo Lloreda C. quien le dio ese vuelco”, y agrega que el periódico se ha sabido transformar y diversificar con la edición elpais.com.co, revistas, semanarios, zonales y Q’Hubo.

El País “está centrado en lo que le corresponde a la prensa escrita, hacer un periodismo de indagación, de reportería, de crónica, de investigación, de análisis, y de rigor y eso es lo que lo hace perdurable 60 años después”, concluye.

Todos cuentan

  • 165 periódicos, semanarios y revistas han circulado en el Valle del Cauca desde 1838, dice la investigación de Jorge E. Cruz, citada por Hugo E. Velasco en Periódicos y Periodistas de Santiago de Cali.

  • Víctor Hugo Vallejo cita en su libro ‘Génesis del Periodismo en el Valle del Cauca’ publicaciones como El Heraldo Industrial, creado en 1930 para defender los intereses de los comerciantes, hasta dar origen a Fenalco.

  • También Fiat Lux, una curiosa publicación del médico homeópata Julio César Mazuera Ayala, dirigida a las empleadas del servicio.

  • Se han editado publicaciones con nombres como La Barra Calentada, El Tábano o El Comején.

  • Q’Hubo, diario de la casa editorial El País, nacido el 29 de agosto de 2005, es el único diario del Siglo XXI en Cali y el Valle del Cauca.

    Dejaron huella

    Sea por su aporte al progreso, por su desarrollo tecnológico, por su estilo o por su permanencia, estos diarios marcaron la historia del Valle.

  • Correo del Cauca

    Fundado por Ignacio Palau Valenzuela. De 1903 a 1939.

  • Diario del Pacífico

    Creado en 1925, salió de circulación en 1957, con 32 años.

  • Relator

    Circuló de 1915 a 1960, con 45 años de buen periodismo.

  • El Pais

    Nació el 23 de abril de 1950, pero la familia Lloreda había intentado editarlo en 1919 y en 1931.

  • El Crisol

    Se acabó en 1980 porque no tuvo cómo salir del linotipo.

  • Occidente

    Surgió en 1961 al adquirir la sede dejada por Relator.

  • El Pueblo

    Fue el tercer diario liberal en el Valle, entre 1975 y 1986.




  • NUESTROS USUARIOS OPINAN
    Opinar  
    Entrar Chat
    Los mensajes listados a continuación corresponden a los lectores.
    Elpais.com.co no se hace responsable por el contenido de los mismos.
    antonio josé vidal / santiago de cali colombia
    Felicitaciones al diario EL PAIS por sus 60 años infomandop el diario vivir de la ciudad y el departamento y de la región occidental pero una crítica constructiva , en la ... (Ver Más)
    Opinar  
    OTRAS NOTAS DE SECCION
    Cali
    Cali vivió una fiesta de libros y cultura

    Cali
    Urge control en los alrededores de la Terminal de Transportes

    Entrevista
    “El daño de la intervención ya está hecho”

    Cali
    Unión para el control de las ambulancias

    Cali
    La Comuna 22 habló sobre medio ambiente

    Cali
    Se abren las Puertas de la Sabiduría en Potrerogrande
    IMPRIMIR
    RECOMIENDE ESTE ARTICULO
    RECIBA ESTA SECCION
    POR EMAIL
    COMENTE SOBRE ESTE ARTICULO
    VER OPINIONES DE ESTA SECCION


      Copyright © 2005 www.elpais.com.co
    Escríbanos: diario@elpais.com.co | Suscripción Impreso | Aviso legal
    Diario El Pais S.A. Cra. 2 No. 24-46 Tel. (572) 8987000 Cali Colombia