Google
Miércoles 09 de abril de 2008

Cali
Firma de contratos enreda a Miguel Yusti

Redacción El País

Insumos. Entre las responsabilidades de la Secretaria de Gobierno de Cali, apoyar a la Policía y el Ejército con equipos, gasolina y otros elementos es una de sus prioridades.
Foto: / El País
La Procuraduría investiga al ex Secretario de Gobierno de Cali.

Tres cargos imputó la Procuraduría General a Miguel Yusti, ex secretario de Gobierno de Cali durante la Alcaldía de Apolinar Salcedo, por la firma, al parecer irregular, de una serie de contratos en los días finales de esa administración.

Las presuntas irregularidades las habría cometido Yusti al firmar 25 contratos por un total de $908 millones entre abril y mayo, etapa final del proceso que terminó en la destitución del alcalde Salcedo.

Según el ente acusador, dos de los cargos que se le hacen a Yusti tienen el carácter de dolo, pues el funcionario sabía los procedimientos exigidos por la ley, pero aún así ejecutó los contratos contrariando la misma y con flagrantes irregularidades.

El otro cargo se aplica como “culpa gravísima” pues, en concepto del investigador, Yusti “omitió las más elementales precauciones de la administración pública”.

El primero de los cargos se relaciona con los estudios previos, los cuales, según las pruebas recopiladas, no contenían la información mínima exigida por la ley.

“En efecto -dice el pliego- Miguel Yusti, actuando como secretario de Gobierno, convivencia y seguridad de Cali, suscribió un gran número de contratos sin contar con el soporte técnico y económico para estimar el valor de cada uno, ni con la definición técnica de la forma en que la entidad podía satisfacer su necesidad y sin el análisis de riesgos de la contratación, por lo que se desconocía el nivel y extensión de los riesgos que debían ser amparados por el contratista”.

Para los peritos de la Procuraduría fue una sorpresa encontrar que los 25 contratos investigados, en el capítulo dedicado al análisis de conveniencia y oportunidad de los requerimientos, establecen simplemente que para contratar la prestación del servicio se cuenta con la disponibilidad presupuestal, sin ningún otro estudio particular.

En su versión libre el ex secretario negó categóricamente este cargo, pero según el pliego de cargos, no aportó prueba alguna ni explicación para desvirtuar las deficiencias de los citados estudios.

El segundo reproche que le hace la Procuraduría al ex funcionario tiene que ver con la presunta transgresión del principio de transparencia, economía y el deber de selección objetiva, por cuanto los términos de referencia habrían sido elaborados con posterioridad a la solicitud y presentación de las ofertas por parte de los proponentes.

En este caso lo más grave, para los investigadores, es que “si bien para cumplir con la Ley 80 de 1993 (que rige la contratación pública), se escribieron unos términos de referencia con el fin de hacer un proceso transparente, con unas reglas de juego claras que garantizaran la escogencia objetiva de la mejor oferta, al parecer, se trató de unos pliegos con apariencia de legalidad, pues previamente ya se había decidido a quién se le adjudicarían los contratos, al punto que los certificados de disponibilidad presupuestal se expidieron por el valor exacto de las cotizaciones seleccionadas”.

El tercer cargo es de nuevo por la omisión de la selección objetiva, pero esta vez al escoger a los interventores.

“Al ser revisados los contratos de interventoría no se observa estudio o comentario acerca de la idoneidad y experiencia de los contratistas, directamente relacionada con el área, o certificación de que estaban en capacidad de ejecutar el objeto del contrato”, dice la Procuraduría.

En respuesta a los señalamientos, Yusti dijo a El País que “no tengo cargos por indebida contratación. A mí me ampara el plan de desarrollo que obliga a dar apoyo a entidades como la Policía, el Ejército, la Fiscalía, ellos son mis mejores testigos de que nada de lo que se hizo fue irregular”.

Cronología

La investigación comenzó a mediados del 2007, cuando Ramiro Tafur fue designado alcalde de Cali.

Según el zar anticorrupción de la época, Rodrigo Lara, entre abril y mayo del año pasado, unos $25.000 millones se habrían embolatado.

El 4 de septiembre la Procuraduría abrió la investigación contra Yusti y el 18 de enero le dictó cargos.

Yusti presentó su defensa en febrero.

En los próximos meses habrá fallo en primera instancia, que puede ser apelado.

El caso, si se falla contra Yusti no le representaría prisión, sino castigos políticos.

En sus propias palabras

"A mí me pidieron explicaciones técnico jurídicas. Yo rendí mis descargos y cité como testigos al comandante de la Policía y al del Ejército, entre otros. A mí no me acusan por corrupto y estoy seguro de salir bien”. Miguel Yusti, ex secretario de Gobierno de Cali.




NUESTROS USUARIOS OPINAN
Opinar  
Entrar Chat
Los mensajes listados a continuación corresponden a los lectores.
Elpais.com.co no se hace responsable por el contenido de los mismos.

OTRAS NOTAS DE SECCION
Cali
Contratos, en la puerta del horno

Cali
Misterio e indignación por ‘gaticidio’ en el Norte

Cali
La Malla Vial tampoco estaría lista en diciembre

Cali
Concesión del chance podría ser cancelada

Cali
Encuentro de protectores del planeta
IMPRIMIR
RECOMIENDE ESTE ARTICULO
RECIBA ESTA SECCION
POR EMAIL
COMENTE SOBRE ESTE ARTICULO
VER OPINIONES DE ESTA SECCION


  Copyright © 2005 www.elpais.com.co
Escríbanos: diario@elpais.com.co | Suscripción Impreso | Aviso legal
Diario El Pais S.A. Cra. 2 No. 24-46 Tel. (572) 8987000 Cali Colombia