Google
Martes 30 de noviembre de 1999
 oct 18 2007
 Editorial
 Opinión
 Mundo
 Colombia
 Economía
 Justicia
 Valle del Cauca
 Deportes
 Sociales
 Vivir
 Online
 Cali
 Deportes
 Nuestros Sitios
 Calibuenanota
 Enlajugada
 Autos y Motos
 Clubselecta
 Paute Aquí
 Servicios On line
 Comités Asesores
 Arme su País
 Desaparecidos
 Titularesvia e-mail
 Histórico
 SuscripciónImpreso
 Tarifario Impreso
 Página del lector
 Clasificados
 Todas las secciones
 Finca Raiz
 Empleos
 Vehículos
 Ordene Aquí
Investigación
Cae red de tratantes de personas
Octubre 18 de 2007

Los tratantes de personas aprovechan la necesidad económica de las mujeres, las engañan y luego las obligan a prostituirse.
Foto | El País

De los diez capturados hay tres mujeres que lideraban la banda internacional; otras tres están requeridas por Interpol. Según la Dijín, aunque hay cuatro víctimas que denunciaron el hecho, se estima que se enviaron más de diez mujeres para este trabajo en Hong Kong y Singapur.

Bogotá. - Por: Ómar Hernández Colprensa

Juliana* salió de Colombia con el sueño de hacer dinero y ayudar a su familia. Dos meses atrás había conocido a un hombre que le ofreció "la gran oportunidad".

Esta joven, que no supera los 25 años, dejó sus datos a un grupo de personas encargadas de tramitar los documentos para darle vía libre en un país de Asia.

En silencio, inició la travesía diciendo mentiras a sus familiares, vendiéndoles la idea que se iba como modelo, aprovechando su belleza física. Llegó el día, una mujer la esperaba en el aeropuerto Eldorado de Bogotá, de donde partiría a su nuevo destino. Recibió las últimas indicaciones y partió sin problemas. Todo iba bien, luego de varias horas en el aire, en medio de la tensión, pero a la vez llena de alegría, pisó una ciudad de oriente.

Pero lo que pintaba como un sueño color rosa se tiñó de negro por el dolor, al ver la realidad con la que se encontró. Juliana cayó en manos de una red de prostitución. Le retuvieron los documentos y empezó a crearse una deuda que terminó siendo superior a lo que invirtió en pasajes, documentación y vestuario para viajar. Empezó a trabajar 24 horas al día y a pagar sumas de dinero por cada consumo y servicio que tenía.

Sus jornadas de trabajo eran largas y atendía más de 50 clientes en una noche, sometida a cualquier aberración sexual.

Juliana fue víctima de una de las redes de trata de personas que funcionan en el mundo y a las que las autoridades le están haciendo frente. Precisamente, la Dijín desmanteló en las últimas horas dos de estas redes que operaban desde Buenaventura y Pereira.

Desde Buenaventura. Según las investigaciones, la red internacional desmantelada en el Puerto era liderada por dos mujeres. Una de ellas actualmente reside en Hong Kong, lugar hacia donde eran enviadas, atraídas bajo engaños.

El seguimiento demostró que las víctimas eran contactadas bajo la promesa de altos ingresos, producto de un supuesto trabajo como meseras en restaurantes.

Las acciones iniciaron luego de que la Organización Internacional para las Migraciones en Colombia, OIM, reportara en febrero del año pasado la llegada de cuatro mujeres que fueron sometidas a explotación.

La captación inicial, según las autoridades, se realizaba en Buenaventura por parte de alias Lorena, quien las presentaba a otras dos mujeres, una de ellas en Pereira, encargada de conseguir los documentos para el viaje a Hong Kong.

En la capital de Risaralda eran recibidas por dos mujeres encargadas del traslado a la ciudad asiática.

En este caso está pendiente la solicitud de circular roja de Interpol en contra de Carmen Lorena Acevedo Riascos, quien se encuentra en Hong Kong.

Desde Pereira. En el caso de Pereira, fueron capturadas diez personas, lideradas por tres mujeres, una de ellas conocida con los alias de Salsi, Salsita o Moca, quien junto con su esposo Jag Mohan Rai, de doble nacionalidad -chino y singapuriano- manejaban la organización desde Singapur.

Según las investigaciones, la pareja de esposos era la encargada de financiar la organización delictiva con el producto de la explotación en el ejercicio de la prostitución de las víctimas, quienes debían cancelarles una deuda fijada por ellos en US$30.000, en un término no superior a tres meses.

A través de sus colaboradores en Buenaventura y Pereira las jóvenes eran reclutadas y, dependiendo de la demanda, enviadas a Singapur o a Hong Kong.

Se pudo establecer, de igual forma, que la coordinadora y enlace permanente entre los miembros del grupo delictivo en Singapur y Colombia era la progenitora de la proxeneta, encargada de la administración de los dineros enviados desde Singapur para el pago de comisiones y trámite de documentos de viaje de cada una de las víctimas captadas inicialmente por alias Pacho, alias Maru y otra mujer, por cuya participación recibía una comisión promedio de $500.000.

De igual forma, alias Alba Lucy se encargaba de seleccionar y aprobar las potenciales víctimas, quienes eran captadas inicialmente por sus colaboradores.

Otro integrante de la organización, alias Pacho, tenía entre otras funciones la de atraer a las víctimas a través de la selección, convencimiento, trámite de documentación y comunicación directa con alias Mónica, encargada además de ejecutar las amenazas de muerte contra los familiares de las víctimas que no cancelaran la deuda contraída con ellos.

La investigaciones, según el coronel Nicolás Muñoz, subdirector de la Dijín, comenzaron desde hace más de dos años y por lo menos se estima que se enviaron más de diez mujeres para este trabajo.

El coronel Muñoz dijo que según se ha podido establecer las dos redes estaban compuestas por personal extranjero y nacional.

El oficial señaló que estas organizaciones tienen un alto poder económico y un amplio brazo sicarial.

INICIO DE INVESTIGACIón. El pasado 11 de julio del 2006 fue asesinada Mónica María Saldarriaga Patiño, por negarse a pagar una deuda adquirida por la organización, en momentos que se encontraba sola en su residencia.

Abrió la puerta para recibir un supuesto ramo de flores, pero fue víctima de disparos por parte del, según las autoridades, supuesto mensajero que llevaba el presente.

La mujer había sido víctima de explotación sexual en Singapur por más de un año.

A su vez, el pasado 6 de febrero, las autoridades nacionales recibieron deportadas cuatro ciudadanas colombianas procedentes de Hong Kong, Singapur e Indonesia, quienes eran sometidas a la explotación sexual mediante el maltrato físico y sicológico.

En este caso se encuentra pendiente la solicitud de la circular roja de Interpol en contra de Mónica Yasmín Hernández y Sandra Milena Roldán Giraldo, quienes se encuentran actualmente en Singapur.

Recomendaciones

Verifique la información. Ante una oferta laboral, de estudio o matrimonio en el exterior es importante establecer su veracidad.

Infórmese. Identifique los datos de la persona que le hace la oferta.

Busque orientación. En caso de notar algo sospechoso en dicha oferta, comuníquese con la Línea Nacional Gratuita contra la Trata de Personas al 018000522020.

No firme ningún documento sin conocer el contenido de éste y menos si está escrito en un idioma que no conoce.

Confirme que la documentación que le hayan entregado esté avalada por la embajada del respectivo país.

No acepte tramitadores. Acuda usted mismo a la embajada o consulado del país de destino y conozca sus derechos y deberes como migrantes antes de viajar.

No envíe ni entregue dinero a las personas que le hacen la oferta.

Sea consciente. Viajar con documentos falsos o sin documentos es un delito y en cada país es penalizado de manera distinta.

Cuando una oportunidad parece demasiado buena es mejor corroborar la oferta.

Lleve consigo la dirección, teléfono, fax y el correo electrónico de la embajada o consulados de Colombia en el país al cual va a viajar.

* Nombre cambiado
 


 

  Copyright © 2005 www.elpais.com.co
Escríbanos: diario@elpais.com.co | Suscripción Impreso | Aviso legal
Diario El Pais S.A. Cra. 2 No. 24-46 Tel. (572) 8987000 Cali Colombia