[an error occurred while processing this directive]
[an error occurred while processing this directive]
 


Pan del bueno

Agosto 01 de 2008



Por Redacción de El País. Fotos: Bernardo Peña / El País


Aunque el tradicional pandebono jamás pasa de moda, algunos de sus fieles devotos han hecho pequeñas variaciones para renovarlo. Pandebono fusión.

No hay mejor compañía para una mañana o tarde vallecaucana que un pandebono recién horneado, que ante el primer bocado exhale un hilillo de humo que deje escapar su irresistible aroma.

Por décadas, este delicioso panecillo ha estado presente en las mesas del departamento y, aunque puede conseguirse en otras ciudades, al Valle se le atribuye su origen.

El francés Edoard Riou incluyó este producto en un libro que fue publicado a mediados del Siglo XIX. Allí, según el historiador Germán Patiño, dice que el pandebono nació en Dagua, en una hacienda llamada ‘El Bono’, donde muy temprano horneaban un pan con maíz y queso que acompañaban con café.

El producto se hizo muy famoso entre los trabajadores que acudían a degustar el delicioso pan, y pronto empezó a conocerse como ‘el pan de la Hacienda El Bono’. Con el paso del tiempo, su nombre fue abreviado hasta quedar como pandebono.

Su popularidad fue tal que su receta se extendió por todo el Valle, por lo que hoy en día no puede faltar en las panaderías.

La cuestión de pandebono

Según Patiño, el único origen del pandebono que se encuentra documentado es el registrado por el francés Riou, sin embargo, aún circulan leyendas que hablan de otro origen.

Se dice que años atrás un panadero italiano radicado en Cali fabricaba el pan a base de almidón de yuca, maíz y queso, y que cada tarde salía a venderlo por las calles de su barrio.

“Pan del bono, pan del bono”, que significa ‘pan del bueno’, gritaba mientras los compradores se acercaban atraídos por su delicioso aroma. Su producto se hizo famoso y al poco tiempo fue conocido como pandebono.

Esta rosquilla criolla, sin embargo, no es única en su especie. En Brasil se prepara una similar, de contextura esponjosa y con almidón de yuca que se conoce como pan de queso. En este caso, no se conocen sus orígenes.

Pandebono fusión

Aunque la receta ha sobrevivido al paso del tiempo, algunos han experimentado con él para darle un nuevo aspecto.

Álvaro Barros, quien lleva seis años fabricándolo, es uno de ellos. Hace un tiempo se atrevió a alterar un poco la mezcla tradicional para ofrecerles algo diferente a sus familiares y amigos. Lo primero que hizo fue agregarle hierbas, obteniendo buenos comentarios por parte de los comensales.

“Cualquiera puede hacer pandebono fusión, es muy simple, sólo se toma la receta tradicional y se le añade algún producto. Lo he hecho con orégano y albahaca y también con dulce de piña, de mora o de arequipe”, cuenta. Éstos últimos, recomienda prepararlos en forma de rosca con un orificio en la base, para el dulce.

“El pandebono es una variante de la almojábana. Ésta se prepara con pan árabe, trigo y queso”. Germán Patiño, historiador.

Barros dice que también puede hacerse con carnes frías como salami, cábano o jamón. “La masa se prepara igual y la carne se fríe muy bien sin ir a quemarla. Luego se mezclan y se lleva al horno”.

Aunque no es fácil ver el pandebono de otra forma a la tradicional, vale la pena experimentar un poco con este producto vallecaucano para encontrarle nuevos sabores.

De generación en generación

La receta del pandebono ha pasado de mano en mano sin perder su esencia. Desde aquella primera mujer que los horneaba todas las mañanas en la Hacienda El Bono, hasta los jóvenes panaderos de hoy, el producto ha sobrevivido la llegada al mercado de cientos de sucedáneos que se disputan el rol protagónico en los desayunos y las medias tardes.

Una de las ventajas para que su receta nunca muera es la facilidad con la que se prepara. Incluso, en algunas panaderías venden la masa lista para llevar al horno. Lo único que se debe hacer, si usted quiere darle un toque particular, es añadir un producto adicional que nada tenga que ver con la receta original.

O, simplemente, seguir las instrucciones y disfrutar en pocos momentos de uno de los manjares más tradicionales y representativos del Valle.

Merecido homenaje: tradición del Valle

Por primera vez en Cali se realizó el Primer Festival del Pandebono los días 25 y 26 de julio en el marco del cumpleaños número 472 de la ciudad.

Con el propósito de convertirlo en un manjar gourmet, el comité organizador fusionó sus ingredientes tradicionales con otros no tan convencionales.

De igual manera, y con el objetivo de no perder el arraigo que tiene el producto en el Valle, se reconoció la labor de aquellas personas que con el paso del tiempo se han dedicado a preservar la tradición.

Además de estas actividades, se realizaron degustaciones y jornadas de cuenteros dedicadas a recordar la historia del pandebono.

También se realizaron concursos entorno a la rosquilla como ‘el pandebono más rico’, ‘el pandebono más grande’ y ‘los más comelones de pandebono’.

Así, uno de los productos bandera del departamento tuvo su merecido homenaje por haber acompañado por tantos años las mesas y por haber enriquecido los encuentros familiares o laborales.

Receta

Ingredientes

Para seis personas.

• 1 taza de Almidón de yuca.

• 2 tazas de Maíz

• 3 tazas de leche

• 2 Huevos

• 3 tazas de queso rallado.

Preparación: Se mezclan los ingredientes, luego se amasan y se llevan al horno (350°) durante 20 minutos hasta que suban y se doren.

 
 
 
 
   Copyright © 2007 www.elpais.com.co
Escríbanos: diario@elpais.com.co | Suscripción Impreso | Aviso legal
Diario El Pais S.A. Cra. 2 No. 24-46 Tel. (572) 8987000 Cali Colombia